TAMIKA CATCHINGS AL SALÓN DE LA FAMA: «EL BASQUETBOL ME ELIGIÓ»

por | May 17, 2021 | Basquetbol, ÚLTIMO POSTEO

Diosas Olímpicas - TAMIKA CATCHINGS AL SALÓN DE LA FAMA: «EL BASQUETBOL ME ELIGIÓ»
Tamika Catchings

«Recuerdo el día que el basquetbol me eligió, pero Dios tenía planes más grandes para mí» Tamika Catchings.

Una de las más grandes jugadoras de basquetbol de todos los tiempos en la WNBA, ex estrella de Indiana Fever, Tamika Catchings, dio un emotivo discurso este sábado cuando subió al podio para ser ingresada al Salón de la Fama Naismith Memorial de basquetbol.

Tamika, de 40 años, formará parte de la ‘Clase de 2020’ –junto a a Kobe Bryant, Tim Duncan y Kevin Garnett– pero sus títulos se cuentan aparte:

  • Jugó 14 temporadas en la WNBA.
  • Fue Novata del año en 2002 y MVP en 2011.
  • Llevó a su equipo Indiana Fever en 2012 a ganar su único gran título WNBA.
  • Cinco veces jugadora defensiva del año WNBA y 10 veces All Star.
  • Ganó cuatro oros olímpicos (2004, 2008, 2012 y 2016) y dos Mundiales.

Sus grandes dolores eran el escucha y el habla: 

«El baloncesto me eligió a mí, una marimacho torpe, larguirucha e introvertida, nacida con una discapacidad auditiva, un impedimento del habla y la voluntad de superar obstáculos, soñar en grande y cambiar el mundo», dijo Catchings.

En entrevista para ESPN comentó que, cuando era niña no le gustaba usar los audífonos «(«cajas marrones y toscas», como ella los llamó una vez)» el bullying la perseguía y por eso «anhelaba la invisibilidad. En tercer grado, su frustración se desbordó. Un día normal, arrojó sus audífonos a un prado en el camino a casa desde la escuela. Nunca aparecieron y los reemplazos eran costosos, por lo que Catchings tuvo que aprender a leer los labios».

Lo vi que en ese momento vio como una maldición, ahora lo lee «como un super poder». Prestar más atención en los  ojos de la gente le ayudaba a anticiparse a jugadas antes de que sucedieran. Su debilidad se convirtió en su mejor arma.

El viaje para descubrir lo que su camino le deparaba, continuó: «Recuerdo el día que el basketball me eligió. Estaba en séptimo grado, sentada en mi cuarto y pensando qué sería cuando fuera grande. Todavía puedo recordar aquella sonrisa que dibujé en mi rostro cuando terminé de escribirlo, arranqué la hoja, salí corriendo a buscar a mi hermana y hermano y les dije: «ya sé que voy a ser cuando sea grande» y les mostré el pedazo de papel con lo que escribí para ver sus respuestas; ambos dijeron «es genial«. Y me preguntaron si ya se lo había enseñado a mamá y papá. Bajé las escaleras y fui a buscarlos… Les enseñé el mismo papel en la sala esperando su respuesta, se miraron mutuamente y me dijeron: «cariño, si todos pueden hacerlo, tú también ¿cuál era mi objetivo? Ser un día basquetbolista profesional de la NBA, sí de la NBA…».

Catchings ha presidido el sindicato de jugadoras desde 2004. Se retiró después de la temporada 2016 y actualmente es la gerente general y vicepresidenta de operaciones de baloncesto del Indiana Fever. Sus desafíos son cosa del pasado, hoy su nombre es historia.

«Todo lo que he superado me ha motivado para ser mejor. La gente se podía reír de mí, pero no en la cancha» Tamika Catchings.

COMPARTE ESTA NOTA

SÍGUENOS

BUSCAR

CATEGORÍAS