«LA NOVIA DE MÉXICO»

por | Ago 31, 2016 | Amateur, Históricas

Diosas Olímpicas - «LA NOVIA DE MÉXICO»
Fotografias:

EN LA OPINIÓN DE CLAUDIA PEDRAZA

«La novia de México», «La rubia rebelde de sonrisa encantadora», «La mujer que conquistó México 68». Casi todas las notas que hablan de Vera Caslavska, gimnasta siete veces campeona olímpica, se enfocan en la anécdota de que se casó en la catedral de la ciudad de México en los Juegos del 68.

Pero hay más cosas que recordar. En esos juegos ganó 4 oros. Cada que el himno soviético sonaba en su premiación, Caslavska bajaba la cabeza como protesta silenciosa contra la invasión rusa de Checoslovaquia,ocurrida meses antes. Esta acción le costó ser marginada de toda competencia y perseguida por el régimen comunista. 

Con todo, siguió apoyando el movimiento de liberación política de su país. Cuando esto ocurrió, 20 años después, se convirtió en Consejera de Deporte y Juventud de su país.
Sí, quizá el vestido de novia la ilusionaba muchísimo. Pero sin duda, la importaba mucho más representar a un país libre. No solo fue una rubia rebelde; fue un verdadero símbolo del compromiso con la libertad, la propia y la de su gente.

EL EVENTO

En su rutina de piso durante los Juegos de México 1968 bailó el jarabe tapatío, por lo que logró involucrar a los aficionados locales:

A SABER DE VERA CASLAVSKA:

  • Vera Cáslavská triunfó en los JO de México. En el abarrotado Auditorio Nacional sonó cuatro veces el himno nacional checoslovaco que la gimnasta escuchó en el podio entre lágrimas.
  • Antes de cada competición, Vera Cáslavská acariciaba en la villa olímpica de México su vestido de novia. A los 26 años estaba decidida a abandonar el deporte de alta competición, casarse y tener hijos.
  • La boda de Vera Cáslavská con el atleta checo Josef Odlozil, en la Catedral en el Zócalo de la Ciudad de México, fue muy aparatosa. Cien mil personas acudieron para asistir a la ceremonia nupcial.
  • Al regresar a Checoslovaquia, Vera Cáslavská fue recibida como la reina de la gimnasia y como gran símbolo de que la Primavera de Praga no se marchitaría. La gimnasta regaló las réplicas de las cuatro medallas de oro conquistadas en México a cuatro máximos representantes del proceso democratizador de la Primavera de Praga, encabezados por Alexander Dubcek.
  • Vera Cáslavská estaba en el punto culminante de su carrera, siendo elegida en 1968 como la mejor deportista mundial y la segunda mujer más popular del planeta después de Jacqueline Kennedy.

AUTOR

<a href="https://diosasolimpicas.com/author/wpadmin/" target="_self">Diosas Olímpicas</a>

Diosas Olímpicas

Espacio informativo donde convivimos todas las mujeres de todos los deportes.

COMPARTE ESTA NOTA

SÍGUENOS

BUSCAR

CATEGORÍAS