ENTREVISTA TERE ALONSO: #NiUnaAtletaMás

por | Abr 27, 2021 | Amateur, Noticias

Diosas Olímpicas - ENTREVISTA TERE ALONSO: #NiUnaAtletaMás
Fotografias:

Nacer sietemesina la orilló a un primer contacto con la alberca, donde debía tomar terapia; a sus 25 años es reconocida como nadadora artística de alto rendimiento, además de ser estudiante de Ingeniería Eléctrica Electrónica en la UNAM. Teresa Ixchel Alonso García se define a sí misma en tres palabras: fuerte, empoderada y persistente.

Estas cualidades son también la base de su movimiento #NiUnaAtletaMás, surgido a partir de la denuncia pública que decidió hacer vía Instagram en febrero del año 2020 contra su entrenadora, Adriana Loftus.

En Diosas Olímpicas tuvimos la oportunidad de platicar con ella sobre las consecuencias de no guardar silencio ante el abuso, violencia y discriminación sufridos, así como la falta de acción por parte de las autoridades correspondientes.

¿Cómo te encuentras anímicamente en medio de todo este proceso?

“Me siento bien, tranquila, aunque ayer me rompí. Como cualquier mujer, me rompí. Ahora sé que no hay porqué tenerle miedo a caerse una vez más, regresas muy fuerte”.

¿Qué respuesta tienes de las autoridades ante tu denuncia y el veto que te impediría continuar como parte de la Selección Nacional de Natación Artística?

“Yo soy seleccionada nacional de natación artística. El Presidente de la Federación Mexicana de Natación, Kiril Todorov se reunió con mis papás y les mostró un papel donde se afirma que las nadadoras titulares de Juegos Panamericanos tienen pase directo al Preolímpico [aunque México ya anunció que no participará]”.

A pesar de que en los Juegos Panamericanos de Lima 2019, el equipo mexicano obtuvo medalla de plata, tres nadadoras titulares (entre ellas Tere) fueron obligadas por decisión de Loftus a realizar un selectivo para “ganarse” su lugar dentro de la Selección. La justificación de la entrenadora para dos de ellas fue que presentaban un porcentaje alto de grasa. Para Tere la razón sonó algo diferente: “estás bien en porcentajes pero te ves gorda”, fueron las palabras de Adriana Loftus.

“Me han dicho que puedo regresar sin tener miedo. Pedirme que continúe entrenando con ella es como si le dijeran a una mujer que volviera con su violador. Mis médicos y psiquiatra no recomiendan que yo vuelva ahí si quiero mejorar física y emocionalmente. Fui anémica –algo que me parecía normal-  y sufrí un sangrado del tubo gástrico por el cual fui hospitalizada. Me pude haber muerto cualquier día. Cuando realicé el selectivo (que se supone ya no me tocaba hacer) tenía días de haber sido operada. No me importó, esperaba así ganar el respeto que merezco. Todo fue empeorando.

Algo que nunca pude cumplir fue ser parte del dueto olímpico. Llevaba un buen historial pero nunca estuve en la mira de la entrenadora por mi estatura [1.60cm]. Sólo eran pretextos. Dejen de buscar estereotipos. Soy chiquita, ¿y?”.

Sobre el tema económico, ¿cómo se distribuía el apoyo que ganabas por ser atleta de alto rendimiento, mismo que actualmente te quitaron?

“En categoría junior y el primer año en primera fuerza tenía una beca de $1,500 pesos cuya periodicidad para el depósito era «de vez en cuando». Los gastos deportivos son constantes: los goggles duran en buen estado, haciendo la lucha, aproximadamente tres meses. Un traje de baño, que se desgasta rápido por los químicos de la alberca, está arriba de los $1,000 pesos (lo que me recuerda una divertida tradición: si ya es tiempo de dejarlo ir pero nos aferramos a él porque nos gusta mucho, las demás compañeras lo rompen a la fuerza).

Otra parte de nuestro dinero se iba a la «vaca», una clase de ahorro para cuando saliéramos de competencia. Samantha Flores Muro, compañera nadadora que decidió denunciar junto conmigo y a quien por cierto nunca le aumentaron la beca de $1,500 pesos, destinaba a la dichosa “vaca” $200 y, sin embargo, nunca supo con claridad cómo se distribuía lo recaudado. La vaca era “opcional”, así, entre comillas.

Cuando el Presidente AMLO nos dio un premio económico por ganar plata en los Juegos Panamericanos Lima 2019, todavía sin cheque en mano, Adriana Loftus pidió el 8% a todas las nadadoras. Cuando ella recibió el Premio Nacional Del Deporte 2017 como mejor entrenadora, ni el 1% compartió para fines del equipo (y créeme que el 1% hubiera sido una cantidad considerable).

Sin duda del deporte no se vive, lo hacemos por pasión. Suplementos alimenticios, el club en el que ahora entreno, pesas, ligas, todo es una inversión que aunque me cuesta no me duele”.

¿Cuál es tu red de apoyo a partir de que decidiste denunciar a tu entrenadora?

“Las personas son pocas; logro contarlas con una mano: mamá, papá, mi pareja, mi abuelita y mi tía. También tengo excompañeras que me apoyan de forma indirecta porque las están amenazando”.

Tere creó el hashtag  #NiUnaAtletaMás como parte de una petición en la plataforma de change.org  para conseguir que las autoridades mexicanas tomen cartas en el asunto. Ahora es un movimiento gracias al cual varios y varias deportistas han reconocido ser víctimas de abuso por parte de sus entrenadores y entrenadoras.

“Alcé la voz y todo mundo bajó la cabeza pero no me rindo porque gracias a la exposición del movimiento una niña de aproximadamente 11 años logró decirle a sus papás que su instructor la humillaba, por mencionar un caso”.

Las denuncias de abuso y violencia dentro de la natación artística son más comunes de lo que se podría pensar. En marzo de este año, el New York Times publicó el artículo Complaints of Emotional Abuse Roil Synchronized Swimming, donde nadadoras de diversos países denuncian los malos tratos, insultos y rígidas dietas bajo los que operan muchas y muchos entrenadores.

Más de 50 nadadoras provenientes de 16 países contaron al medio estadounidense cómo algunas prácticas a las cuales son sometidas son tan duras que terminan por hacerlas llorar, además de lesionarlas y traumarlas. Las investigaciones continúan.

Desde Diosas Olímpicas cobijamos la valentía de quienes alzan la voz, inspiran y resisten.

#NiUnaAtletaMas

Para cerrar nuestra entrevista y conocer quién es Tere Alonso más allá de su historial deportivo, te invitamos a leer nuestra dinámica de preguntas y respuestas rápidas:

Pasatiempo favorito: ver series, anime sobretodo

Deportista que admiras: Maria Kochetkova (bailarina)

Qué te provoca temor: Las alturas.

Qué te causa ternura: La cara de mi novio.

¿Por qué natación artística?: Porque tiene de todo.

Música favorita para entrenar: Electrónica.

¿Con qué sueña Tere?: Con ayudar al planeta, una fundación para animales es mi sueño

Película favorita: La teoría del todo (aunque tengo varias favoritas).

¿Qué significa para ti ser mujer deportista?: Empoderamiento, cambio generacional y resistencia.

AUTOR

<a href="https://diosasolimpicas.com/author/lesley-uribe/" target="_self">Lesley Uribe</a>

Lesley Uribe

Licenciada en Ciencias de la Comunicación por la UNAM.

COMPARTE ESTA NOTA

SÍGUENOS

BUSCAR

CATEGORÍAS