MÓNICA VERGARA, PASADO Y PRESENTE DE LA SELECCIÓN

Era martes. 5 de junio del 2007. Casi verano en el Distrito Federal. Sin redes sociales, la crónica del partido de la Selección Mexicana Femenil ante Panamá rumbo a los Juegos Panamericanos de ese año, en Río de Janeiro, fue publicada un día después en el joven portal de Medio Tiempo: Exactamente el 6 de junio, a la una con 16 minutos.

“La Selección femenil venció 3-1 en el Azteca”, decía el titular, pero el desarrollo del texto pintaba un partido en el que “las aztecas se cansaron de fallar, el público no respondió al juego previo y hasta la voz del Azteca llegó tarde”.

Tres días antes, el 2 de junio, la Selección se había enfrentado como parte de su preparación ante Trinidad y Tobago. Pero el público todavía no estaba preparado para las glorias del futbol femenil.

Por eso, aunque el Coloso de Santa Úrsula lucía imponente como siempre, esta vez comenzó desnudo el partido:“Fue casi hasta el final cuando la gente comenzó a poblar las tribunas”.

El silencio en las gradas lo llenó también Melquiades Sánchez Orozco, conocido precisamente como “la voz del Azteca”, pues su tiempo tampoco estaba alineado con el de aquella Selección Femenil de México y entonces vino lo que sería imperdonable si se tratara de la varonil: “En un hecho inédito pronunció las alineaciones de ambas escuadras al minuto cincuenta y dos”.

El mejor futbol femenil del país de ese momento, había crecido con el balón del niño de la cuadra. Quizá por eso, desde la mirada del reportero, ese encuentro se leía “lleno de imprecisiones la mayor parte del tiempo, con poca espectacularidad y mucho amontonamiento cerca del área de las panameñas, el dominio fue totalmente mexicano, pero hasta muy tarde se reflejó en la pizarra”.

Las seleccionadas habían traído ya metales de Panamericanos: La plata de Winnipeg 1999 y el bronce de Santo Domingo 2003. Pero el 2007 no precisamente escuchó los sueños de las jugadoras. En Río de Janeiro solo les alcanzó para el cuarto lugar. Y en marzo de ese mismo año, también habían mordido el polvo.

La convocatoria del repechaje ante Japón rumbo al Mundial de China 2007, estaba repleta de jugadoras experimentadas, entre las que se encontraban futbolistas que hoy siguen cerca de las canchas como Maribel Domínguez, Pamela Tajonar, Fátima Leyva, Lupita Worbis, Mónica Ocampo, Charlyn Corral (de apenas 15 años) y por supuesto, alguien que también se lavó el rostro aquel día para despabilarse y salir ilusionada con la verde puesta, las calcetas rojas y el pecho inflado para defender a México: Mónica Vergara, hoy la flamante estratega de la Selección mayor.

El DT Leonardo Cuéllar se envalentonaba a declarar “si no damos resultados, me voy”.

Pero el presagio estaba escrito en ese partido y perdieron ante las niponas. Todas esas jugadoras, que llegaban a cuentagotas a las concentraciones atareadas por terminar sus exámenes e ir a defender la camiseta, se despidieron de China.

Sábado 20 de febrero 2021. Hoy Mónica Vergara regresa al Estadio Azteca, pero con un atuendo distinto. Carga en el bolso su credencial de Directora Técnica. Nuevamente cruzará ese túnel y, al salir, mirará también las gradas del Coloso vacías. Solo que esta vez la sensación y la causa son distintas: hay una pandemia. Detrás de ella, once mujeres habrán dejado sus teléfonos móviles en los vestidores y se darán las manos con futbolistas de Costa Rica para honrar un partido amistoso en un recinto sagrado para el futbol.

Sus rostros serán recorridos por el paneo de las cámaras, a las que ya están acostumbradas, casi todas lo han vivido cada ocho días durante los partidos de la Liga BBVA Femenil.

Mónica recordará las entrañas de ese futbol al que el sol no le ha calentado en algunos años. Ha visto cómo el nombre de México ha caído en la lista del ranking FIFA, desde el número 22 hasta el 28 en el que se encuentran sus pupilas hoy. Pero ha llegado demasiado lejos como para tener miedo de nada.

De su boca saldrán esos mensajes valientes, irónicamente dirigirá a una Selección parecida a la suya hace 14 años: Cuarto lugar en Panamericanos de Lima 2019 y vacías de Mundial en Francia. Hoy el cielo luce despejado. México las estará acompañando detrás de las pantallas. Y durante años no se podrá hablar de otra cosa.

PRIMERA LISTA DE CONVOCADAS DE MÓNICA VERGARA: 

  • Cecilia Santiago – PSV
  • Emily Alvarado – Texas Christian University
  • Itzel González – Tijuana
  • Montserrat Hernández – América
  • Joana Robles – Atlas
  • Rebeca Bernal – Monterrey
  • Diana Evangelista – Monterrey
  • Nicole Pérez – Monterrey
  • Silvana Flores – Reading F.C.
  • Liliana Mercado – Tigres
  • María Sánchez – Tigres
  • Daniela Espinosa – América
  • Alison González – Atlas
  • Alicia Cervantes – Guadalajara
  • Kiana Palacios – Real Sociedad
  • Katty Martínez – Tigres
  • Stephany Mayor – Tigres
  • Mónica Flores – Monterrey
  • María Sánchez – Monterrey
  • Kimberly Rodríguez – Oklahoma State University
  • Kenti Robles – Real Madrid
  • Jimena López – SDEibar
  • Greta Espinoza – Tigres
  • Bianca Sierra – Tigres
  • Reyna Reyes – University of Alabama
  • Karina Rodríguez – University of California

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search