HACIA UN PERIODISMO DEPORTIVO CON PERSPECTIVA DE GÉNERO

«Desde el periodismo deportivo también se puede incidir para la igualdad; para que la situación de las mujeres en el deporte sea mucho más justa, menos discriminatoria y libre de violencia».
—Claudia Pedraza y Olga Trujillo.


Este día comenzó el ciclo de conferencias online sobre futbol femenil –y se podría decir que también sobre la participación de las mujeres en el mundo deportivo– que CampeonasMX nombró atinadamente «DosUno: Igualando la cancha».

«En el marcador de la igualdad, las mujeres vamos perdiendo 2-1. Sin embargo, es importante reconocer el camino recorrido y lo que falta por recorrer.
Es por ello que CampeonasMX y CapitanaSoccer nos hemos unido para crear: DosUno.
Un ciclo de paneles, conversatorios y talleres virtuales para seguir abriendo la conversación sobre el futbol femenino y sus áreas de oportunidad».

De las seis conferencias que se agendaron para este día, la que me interesó fue «Taller: Periodismo con perspectiva de género» encabezado por Claudia Pedraza y Olga Trujilllo.

En esta conversación online, ambas mencionaron la necesidad urgente de replantear la forma de hacer periodismo. Un periodismo que deconstruya y reconfigure su discurso. Un periodismo con perspectiva de género.

¿Por qué es necesario incorporar la perspectiva de género en el periodismo deportivo? ¿Qué es lo que nos hace pensar que es necesaria la mirada con perspectiva de género?

La respuesta se obtiene de todas las portadas, titulares, notas y comentarios que comparten y emiten diariamente la prensa deportiva –y no sólo la nacional, sino también la internacional–. En ellos se puede ver que generan y reproducen formas de discriminación, refuerzan la desigualdad e incluso, incurren en la violencia simbólica contra las mujeres en el deporte.

En esos ejemplos, se reitera la idea de que el deporte es un campo que construye entornos con reglas, valores y prácticas donde se les permite a los varones reafirmar su masculinidad, se les permite reafirmar el éxito, el heroísmo, la fortaleza. Un espacio masculino en el que las mujeres están de invitadas y de espectadoras, donde se les da un trato pasivo y superficial. Un trato diferencial.

Y que aun cuando existe un marco normativo de género y medios –Ley Federal de Telecomunicaciones y Radiodifusión, Ley Federal para Prevenir y Eliminar la Discriminación y Ley General de Acceso de las Mujeres a una Vida Libre de Violencia–, no hay puesta en práctica, no hay reglamentos, no hay vigilancia y mucho menos hay consecuencias por no cumplirlo.

«No cumplir una disposición legal es una decisión política y cumplirla, por supuesto, también es una decisión política. Si los medios deportivos no conocen el marco normativo, es una irresponsabilidad.  Si lo conocen y deciden no cumplirlo es también una irresponsabilidad».

Por ello, es imperante que se aplique este deber ético, la perspectiva de género en el periodismo deportivo.

«No nacemos sabiendo la perspectiva de género, lo vamos aprendiendo. Y cuando lo aprendemos, lo normalizamos».

CONTRIBUYAMOS A LA REALIZACIÓN DE OTRO TIPO DE PERIODISMO

·         Eliminemos la óptica androcéntrica

·         Visibilicemos adecuadamente a las mujeres

·         Eliminemos los estereotipos y el sexismo en el lenguaje icónico

·         Habilitemos el género como categoría de análisis

·         Seamos conscientes y responsables de nuestro consumo de información

En cuanto al uso del lenguaje correcto en el discurso, existe un manual llamado «Hablemos de deporte en femenino y masculino» con el que se podrá nombrar a las mujeres en el deporte.

Ya no hay excusas ni justificaciones para no incorporar la perspectiva de género en el periodismo deportivo.


Si quieren ver la charla completa, se las comparto.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search