TIGRES VENCE EN AMISTOSO DE PODER A PODER

Tigres venció 2-0 a Houston Dash, en partido amistoso celebrado en el Estadio Universitario, ante 8 mil 551 personas. Los goles de las felinas fueron de Lizbeth Ovalle y Liliana Mercado, mientras que por las estadounidenses marcó Kealia Ohai.

El contexto

El partido resultó histórico, ya que fue la primera vez que un equipo de la Liga BBVA MX Femenil enfrentó a uno perteneciente a una liga profesional de otro país, en este caso, de la National Women’s Soccer League (NWSL), que desde su creación en el 2013 se ha confirmado como una de las mejores o, por lo menos, que ha mantenido su competitividad y en la que no sólo juegan gran parte de las campeonas del mundo con Estados Unidos, sino otras figuras como la brasileña Marta o la australiana Samantha Kerr.

Por lo anterior, el duelo fue trascendente, ya que medía las fuerzas de ambas competencias y, aunque el gran número de cambios en ambos equipos no dejó ver del todo la realidad, sí dejó asentadas las diferencias en cuanto a estilos de juego y las necesidades que tiene cada escuadra. Ante todo, el encuentro dejó metas por cumplir, tanto en Tigres como en Houston Dash.

Como dato, vale mencionar que en el equipo estadounidense militan las México-americanas Bianca Henninger, Ariana Calderón, Arianna Romero y Sofía Huerta; ésta última, jugó para la Selección Mexicana Sub-20, pero posteriormente se decantó por representar a Estados Unidos en el equipo mayor, aunque ya no ha tenido llamados.

El partido

Apenas había arrancado el juego cuando cayó el gol de vestidor por parte de las visitantes: Kristie Mewis sirvió un balón perfecto a la capitana Ohai, quien fusiló a la portera Ofelia Solís.

El tanto enfrió el ánimo del Volcán y del equipo mexicano, que se notaba desconcertado, poco certero en sus pases y, sobre todo, intimidado por la fortaleza física y velocidad de las estadounidenses; sin embargo, éstas tampoco se lanzaron al frente y, con el gol de ventaja, decidieron jugar de forma ordenada atrás, esperando encontrar otra anotación en algún latigazo, pero no sucedió.

Para el complemento, Medina ajustó a su escuadra y, de entrada, parecían haberse sacudido los nervios y así lo demostraron en la jugada del empate: Martínez llegó hasta la cocina del área defendida por la portera Jane Campbell y mandó una diagonal retrasada que llegó hasta la pierna zurda de Ovalle, quien, como suele hacerlo, no falló en su remate cruzado para decretar el 1-1.

Finalmente, al 84’, un penal sobre Belén Cruz fue perfectamente ejecutado por la capitana Mercado, para el 2-1 final. El resultado deja tranquilo a Medina y a sus jugadoras, pero con una lista de aspectos por mejorar si es que quieren ir más allá de ser un equipo ganador en México.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search