MARTA TORREJÓN: «TENEMOS QUE REIVINDICARNOS A DIARIO, VISIBILIZARNOS»

«Había actuado como si las palabras de ella no tuvieran peso, ni sonido, como si no las escuchara. Y ella y sus palabras eran la misma cosa. No oírla era hacer que no existiera, dejarla sola».
— Gioconda Belli.

Tal parece que algunos medios siguen «ignorando» lo que las mujeres en su campo han hecho. Y hablando específicamente del deportivo, aún hay mucho por hacer para que las atletas tengan visibilización y una correcta representación.

Esto lo escribo porque hace dos días el Barcelona inauguró el Estadio Johan Cruyff –recinto que será la casa del Barça B, el juvenil y el futbol femenino– y en esta presentación estuvo presente Marta Torrejón Moya, capitana del equipo femenil, además de algunos jugadores representativos del club español.

Diversos medios deportivos replicaron la noticia, uno de ellos SportsCenter de ESPN. Tristemente, a la cuenta de Twitter del ‘Líder Mundial en Deportes’ se le «olvidó» mencionar a la única jugadora presente.

Al respecto, diferentes personas –mujeres y hombres– comenzaron a nombrar a la futbolista blaugrana, dando a conocer su palmarés deportivo y  sus estudios.

Y como era de esperarse, después de diversos comentarios donde piden visibilización para la jugadora, deciden eliminar el tuit.

Es claro que los medios tienen el deber y ellas el derecho de que se publiquen su nombre, sus logros, su trayectoria. Y aprovechando esta oportunidad, aquí se las presento.

SU PASO DEL BALOMPIÉ MIXTO AL FEMENIL

Marta antes de convertirse en la jugadora con más partidos internacionales en la historia de España, tuvo que recorrer un largo camino. Comenzó a jugar desde que tenía siete años en equipos mixtos, pero como era de esperarse, para muchos les era incómodo e injusto.

«Yo jugaba en un equipo (Espanyol) que formaba futbolistas para llegar a Primera, la competitividad era enorme. […] Ver a una chica que jugaba por delante de los chicos no podía ser. Era la única chica en el equipo y en la categoría. […] ¿Por qué no la lleváis al equipo femenino que el Espanyol tiene?, le preguntaban a mis padres. «La niña juega mixto porque puede jugar mixto y juega aquí porque le han dado esta oportunidad. Hay equipo femenino ¿y?», contestaban. Es que quitarle la plaza a un niño con opciones de llegar a Primera desataba comentarios muy feos en las gradas. Mis padres me lo contaron cuando me hice mayor», declaró para El País.

A los 14 años debutó en un equipo conformado por puras mujeres.

«Era muy joven, tenía 14 años. Era un equipo amateur, con horarios distintos y hábitos distintos a los de una niña. Las jugadoras eran mucho más mayores que yo. Ahí empecé a madurar antes», afirmó para AS.

Luego de 22 años de trayectoria, Torrejón puede decir que en el balompié femenil se han dado pasos lentos, pero firmes.

«Ver cómo ha crecido es un orgullo para las que hemos vivido ese cambio. El trabajo que hicieron las que ya no juegan dio sus frutos […] Se están haciendo las cosas muy bien y que las niñas vienen creciendo con referentes femeninos. Son nuestro futuro, hay que cuidarlas, mimarlas y también hacerles ver que no todo ha sido siempre tan fácil, que venimos de nada y ahora lo pueden conseguir todo; que sigan siendo humildes y que sigan trabajando. Sus éxitos no son una presión, sino una ayuda».

Y sobre su paso por la Selección Española, también se ha percatado de grandes cambios.

«Ha habido muchísimos, desde el apoyo incondicional de la Federación y los medios hasta la calidad del juego. Antes no conseguíamos clasificarnos para los torneos y ahora estamos ahí. Se han creado categorías inferiores; cuando yo empecé la sub-17 no existía, empecé directamente en la sub-19. La apuesta por el fútbol femenino es firme. Estoy orgullosa de haber podido ver este cambio. Y que no pare, aunque sea poco a poco».

ADIÓS A LA SELECCIÓN ESPAÑOLA

Como parte de ese cambio generacional que se van dando en los equipos y en las selecciones deportivas, hace un par de semanas, la española tomó la decisión más difícil: decirle adiós a La Roja después de un poco más de una década.

“Ha sido un honor y una responsabilidad representar esta camiseta, así como llevar el brazalete de capitana en los últimos años. Me voy feliz por lo conseguido, por ver la evolución tan grande que ha vivido el fútbol femenino y tranquila por el grupo que dejo y que viene, ya que estoy segura de que seguirán creciendo y dándonos más alegrías. Lo que viene será precioso”.

MÁS ALLÁ DEL FÚTBOL

La capitana del Barcelona es licenciada en Biología y asegura que le costó más que jugar futbol, pero con dedicación y voluntad todo es posible.

«Soy de las que cree que se pueden compaginar las dos cosas con mucho esfuerzo y mucho trabajo […] Me costó lo suyo, pero pude, hay que saber compaginarlo y dejar cosas de lado […] Cuando el futbol se empieza a profesionalizar te quita más tiempo. Con trabajo me saqué biología».

Actualmente, los tiempos con el Barcelona son diferentes y aunque tiene más exigencias, tiene un espacio para seguir su preparación académica.

«Ahora estoy cursando a distancia geología e historia; yendo poco a poco y sin esa presión. Nunca hay que dejar de formarse porque el futbol nos da de comer ahora, a algunas privilegiadas, pero no en el futuro. Tendré que buscarme la vida por otro lado».

ACTIVISTA POR LA IGUALDAD EN EL DEPORTE

Torrejón Moya ha trabajado junto con diferentes futbolistas para acortar las brechas y eliminar las barreras en el futbol. Como activista en pro de la igualdad, apoyó a la campaña #NoEsNo.

«Estuve en Barcelona en la Plaza Sant Jaume en el #NoEsNo (libres de violencias machistas). Apoyo cien por cien a la mujer, estamos todavía en desigualdad, y en todo lo que sea reivindicar la igualdad y en tema de violencia de género hay que ser muy radical. […] La sociedad está divida, unos pensamos de una manera, otros de otra, todo se puede escuchar».

La catalana ha manifestado que como mujeres tenemos que reivindicarnos a diario, poner nuestro granito de arena para conseguir la igualdad.

«Me siento orgullosa de haber puesto mi granito de arena y de que el deporte que yo he practicado cuando lo deje quede mejor que cuando yo empecé […] Me gustaría mandar un mensaje: que la mujer sea valiente y que tire para adelante, que se sienta apoyada. Tenemos que ser fuertes, tenemos que estar unidas y no tener miedo».

Y así como ella y otras futbolistas trabajan constantemente para que más niñas puedan dedicarse al futbol, las demás, desde sus diversos medios, luchan para que ellas sean escuchadas, respetadas, visibilizadas.


Fuentes:

El País, AS, La Vanguardia.

 

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search