ENTREVISTA A VANESSA FLORES, PRIMERA MÉXICO-AMERICANA DE LA NUEVA ERA

Vanessa Flores fue la primera México-Americana anunciada de manera oficial para llegar a la Liga Mx Femenil. Desde que ésta anunció que aceptaría jugadoras con su perfil, Vanessa recibió llamadas de varios equipos, una nueva era comenzaba en el futbol femenil de México y ella era parte. La graduada en fisioterapia de la Universidad de Virginia Occidental, Texas, debutó en el partido de la Jornada 4 entre Tigres Vs Pumas (0-0), pero su historia y relación con las canchas de México ya tenía pasado: Como seleccionada nacional, Vanessa estuvo en el Mundial Sub 20 en Papúa Nueva Guinea 2016 y fue parte del conjunto campeón del Pre Mundial de (Concacaf) Sub 17 en 2013.

Les dejamos la entrevista que lograron Olga Trujillo y Adrianelly Hernández.

–¿Cuál es el origen de tu apellido?

Mi apellido “Bear” no tengo idea de dónde viene, toda mi familia es de San Luis Potosí, tanto del lado de mi papá como el de mi mamá… (se ríe), entonces no sé cómo explicarte.

Mis papás se conocieron en San Luis Potosí, igual mi hermano nació ahí. Después de dos años se fueron a EEUU.

–¿Qué los llevó a EEUU?

Se cambiaron por el trabajo, mi mamá tenía unos tíos en Texas que iban a abrir un negocio y ellos se iban a trabajar y allá se quedaron.

–Naciste allá y tus papás ya vivían allá, ¿de quiénes estabas rodeada durante tu crecimiento?

Sí, yo nací en Houston la verdad ahí mi mamá solo tiene esos dos tíos. Mi otra familia siempre estaba lejos. Viajábamos a San Luis como una o dos veces al año por mucho. Nunca estuve tan, tan cerca de mi familia.

–¿Qué recuerdas que hacían tus papás cuando eras chica y cuáles eran tus rutinas cotidianas?

Mi mamá siempre ha trabajado en las escuelas y mi papá en una refinería en Houston y siempre nos han enseñado que lo más importante es cómo trabajamos duro y le echamos ganas en lo que nos toque.

–Para eso, muchas veces existen ciertas resistencias del mismo cuerpo y apenas se dio un ejemplo con la declaración de Kevin Berlín, el ganador del oro en la plataforma de 10 metros de los Juegos Panamericanos, quien dijo que “él era flojo” porque lo tenían que estar arreando y aún así ganó. ¿Tú cómo tomabas esto de que tus papás te quisieran inculcar que siempre tenías que dar lo mejor en el deporte y luego cómo llegaste al futbol?

…Mmmmm (ríe un poco)… la verdad es que soy igual, bueno, antes era igual (ríe de nuevo); siempre que me decían que tenía que salir a practicar sola o algo así, no quería, pero más porque ellos eran los que me estaban diciendo, si no lo hubieran hecho, seguro yo me habría salido sola, porque la verdad sí me gusta, no solo el futbol, sino el ejercicio. Entonces, aunque no me toque con balón siempre quiero estar activa.

Empecé a jugar desde los cuatro años en EEUU, era muy chiquita y en 2013 empecé con selecciones nacionales.

–¿Cómo fue que supiste que podías jugar para México o cómo despertó tu interés?

La verdad nunca supe que era una opción, pero tuve unos entrenadores que me cuidaban mucho, que siempre querían lo mejor para mí y me ayudaron a llegar a Selección. Ellos supieron de unos visores que iban a estar en unos torneos y aseguraron que me vieran y que fuera a jugar.

–Hay un antes y un después en la Selección femenil ¿cómo la puedes describir (a la selección) y si crees que ha habido un cambio desde que se puede elegir a jugadoras de la Liga MX Femenil?

Creo que antes lo que se dificultaba más era encontrar jugadoras que tuvieran un nivel para poder competir en Mundiales o en Juegos Olímpicos, antes la verdad se sentía que en México no había tanto apoyo en el futbol femenil como en Estados Unidos, por eso fue que empezaron a llegar muchas México-Americanas. Con la Liga claro se nota la diferencia en el nivel y están llegando muchas jugadoras nuevas que nunca habían llegado a Selección antes y creo que es algo súper padre y pues se nota el trabajo que han hecho para estar en donde están.

–Si naciste en EEUU y tuviste el goce de esta privilegiada infraestructura deportiva, ¿por qué elegir México y no EEUU para jugar?

Yo nunca me consideré como americana, siempre yo era mexicana y mi familia era de México y era un orgullo en mi familia serlo. Nunca fue algo que me diera pena ni nada de eso, yo quería jugar con México y cuando se me dio la oportunidad fue un orgullo para la familia.

–Lo has dicho bien, hay mexicanxs en EEUU a los que sí les da pena, ¿qué opinas de que (dada la multiculturalidad), exista el racismo y la discriminación? ¿Cómo viviste estos temas como mexicana?

La verdad tuve la fortuna de vivir en Houston donde es muy diverso, pero yo nunca sentí nada de racismo, tenía muchos amigos México-Americanos y de otros lugares y todos nos llevábamos súper bien, nunca me tocó sentir algo feo. Sabemos que los mexicanxs trabajamos muy duro por lo que tenemos y es algo de lo que mucha gente puede aprender.

–¿Cómo fue el primer contacto con Tigres y qué te dio por decir sí voy? Es totalmente un cambio, te separas de tu familia, es México de donde estás orgullosa de ser y vivir por primera vez. ¿Cómo fue ese proceso?

Pues me gradué de la Universidad (en Fisioterapia) en mayo, ya estaba en mi casa en Houston buscando equipo porque quería seguir jugando y en cuanto cambiaron las reglas de la Liga, me hablaron varios equipos, pero como ya tenía historia trabajando con Roberto y con varias del equipo de Tigres pues me sentí muy cómoda y además sabía que era un equipo con un buen nivel y quería jugar con ellos.

–¿Cómo te han recibido la afición y tus compañeras?

La verdad todo ha sido super padre, me he juntado con varias jugadoras que todo mundo las reconoce afuera de la cancha entonces me ha tocado vivir que los aficionados lleguen cuando estamos comiendo o lo que sea y sí se siente un ambiente con mucho apoyo.

En Tigres, todas tenemos la misma idea de lo que queremos lograr como equipo y sabemos que aunque tenemos historia de campeonatos se tiene que trabajar día con día, que nada va a llegar fácil entonces lo que tratamos de hacer siempre es dar lo mejor de nosotras jugando.

–¿Qué tanto has percibido de cómo se difunde el futbol femenil en México para que te reconozcan por tus logros, crees que hacer falta algo al respecto?

La verdad no es algo que me afecte mucho, siempre hay cosas que mejorar y lo importante es hacer crecer el futbol femenil.

–Hay muchas niñas que por fin ahora tendrán referentes como ustedes de que están en la cancha, de que pueden protestar ya estando ahí, de que pueden alzar la voz, hay muchas cosas que incluso de repente cuando hay violencia o se enojan pues ya está siendo una influencia para las nuevas niñas que vienen a jugar, ¿cómo es esta generación de ustedes que por fin se abrió puertas y cuál será la diferencia con estas niñas que vienen detrás?

Creo que sabemos la importancia de tener jugadoras referentes, o sea es algo que tenemos que cuidar y que tiene mucha importancia para el crecimiento, entonces siempre tratamos de apoyar a las más chicas y decirles y hacerles saber que con el trabajo todo se puede lograr.

–Qué recordarás de ese partido donde debutaste contra Pumas (0-0).

Pues que la verdad fue una experiencia inolvidable, claro no fue el resultado que queríamos, pero me ayudó a saber cómo es la Liga que todos los equipos nos van a jugar muy fuerte, somos un equipo que quiere ganar y pues a seguir trabajando.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search