EL SIMBOLISMO DE ARGENTINA EN EL MUNDIAL, POR MÓNICA SANTINO

Olga Trujillo

Hace 12 años que Argentina no llegaba a un Mundial. Pero no por eso el futbol femenil se detuvo. En todo ese tiempo, muchas otras conquistas se han logrado, como las de terrenos y horarios. Para ello, fue necesario poner el cuerpo a la mitad de la cancha más importante del Barrio Güemes en la Villa 31 (Buenos Aires) donde nació La Nuestra Futbol Femenino (Asociación Civil), principalmente de la mano de Mónica Santino, referente social y DT. Pasar el límite de la pelea física era lo de menos, igual estar bajo la lluvia y el sol. Empoderar a más mujeres en esos derechos, los de poder jugar a la pelota y mostrar la capacidad transformadora de un colectivo de mujeres, es su premisa. Para Mónica, feminista que ha llevado el tema del futbol femenil y el aborto a la agenda política de género en su país, cuando ellas ganan espacios se empoderan.

“El límite de la línea de cal en la cancha se respeta a rajatabla”. Por eso estar dentro es un logro. Su lema: “Yo me paro en la cancha como en la vida”.

Mónica, ganadora del Premio Mujeres Solidarias 2017 (Argentina), nos dice un poco más sobre su visión del futbol. Si la leen, quizá entenderán por qué es a ella a quien la jugadora argentina Maca Sánchez admira fuera de la cancha.

COLUMNA INVITADA

Por Mónica Santino

“En el futbol nos robaron la historia, la contaba siempre el patriarcado”.

Hace unos años era tan de varones la historia del futbol que las propias feministas la dejaban de lado. Hoy por eso digo que nos robaron la historia pues sucede que, de un tiempo a esta parte (y por eso hablamos de futbol feminista), ha sido gracias a la lucha y el movimiento de mujeres, sumado a lo que está ocurriendo en Argentina como momento histórico, que hemos logrado que el derecho al juego entre en la agenda de mujeres en el feminismo, algo que nunca había sucedido. 

Entonces cuando decimos que el patriarcado nos robó años y años de juego y de participación, es porque en base a unos cuantos prejuicios culturales, religiosos y políticos, sacaron a las mujeres de la cancha y sacaron la posibilidad de jugar vinculada al deseo. Siempre el jugar estaba orientado a pautas que tenían que ver con aprender la tarea doméstica y cuidar niñxs y nunca con otros deportes, ni con otras posibilidades de juego.

Entonces este planteo que nosotras desde La Nuestra venimos sosteniendo en los barrios desde hace mucho tiempo (desde hace diez años para acá), cobró otro valor por el movimiento de #NiUnaMenos y por lo que está pasando con el feminismo en Argentina. Desde ese lugar es que hablamos de la revolución en nuestros cuerpos, desde el derecho a jugar y desde el deseo y no cuerpos únicamente planeados ni planteados para la maternidad.

LA IRRUPCIÓN DE MACA SÁNCHEZ

La irrupción de Maca Sánchez con su denuncia en el mundo del futbol de mujeres en Argentina, marcó un antes y un después, una bisagra en empezar a hablar del futbol femenino profesional, y aunque antes se había hecho de una u otra manera, sucedió en otros contextos históricos. La denuncia de Maca cae en el momento exacto, donde el movimiento de mujeres –el feminismo–, toma al deporte como una bandera y el derecho al juego como una de las tantas reivindicaciones que llevamos en las calles y con una presencia muy fuerte en Argentina en el último tiempo.

Su denuncia se hizo viral, porque estamos también en épocas de redes sociales donde todo se propaga mucho más rápido, tuvo un impacto toda su acción en Argentina e internacionalmente y generó visibilidad, generó instalar más que nunca el futbol en los medios de comunicación.

Su acción fue muy valiente porque quedó sola y expuesta ante el poder de la AFA y el poder de quienes manejan el futbol, pero trajo todos estos resultados.

Nosotras consideramos que el futbol profesional no es solo salario, que faltan muchísimas más cosas, pero creo que el paso que dio Maca motiva a más jugadoras a seguir y empieza a generar algo que tiene que ver con la conciencia de género en la mayoría de las jugadoras que hasta acá no teníamos, o muy poco o difuso.

En la época en la que yo jugaba, o antes incluso, si alguna hubiera hecho lo mismo que hizo Maca, habría sido muy fácil sacarla de la escena rápidamente, dejándola sola y aislada. Ahora somos muchas, entonces es más difícil hacer algo así. Creo que la denuncia de Maca llevó a buen puerto por esto y recién empieza, es como el puntapié inicial de un largo partido que todavía tenemos que jugar.  

ARGENTINA EN EL MUNDIAL

La participación de Argentina en este Mundial tiene todo ese simbolismo para nosotras y va más allá del resultado deportivo. Sin embargo, a Argentina le tocó un grupo muy difícil: Japón, Inglaterra y Escocia, este último puede ser que parezca un poco más fácil, pero no lo es y Japón e Inglaterra son potencias al lado del desarrollo de nuestro futbol.

No obstante, Argentina es un equipo que tiene mística, que tiene jugadoras en Europa, hay una mezcla interesante entre las futbolistas que se desempeñan en el ámbito local y las que lo hacen en el exterior, por lo tanto las expectativas son buenas y ojalá podamos ganar el primer partido en un Mundial y ojalá podamos pasar la fase de grupo, es muy difícil, lo que no queremos es que el resultado deportivo, si no nos acompaña, tire atrás todas estas batallas. Nos tenemos que parar muy bien a mirar el proceso y no solamente a pensar el deporte en términos de resultados.

OTRAS REFLEXIONES:

“La primera desigualdad (que enfrentan mujeres y hombres al decidirse por el futbol) son las horas de vuelo con la pelota. Un varón cis está en la panza y ya tiene una pelota de fútbol de goma espuma en la cuna. Una piba no. El varón sale de la panza y ya tiene que patear ante toda una comunidad que va a mirar con buenos ojos que patee. Una piba no”.

SU PARTICIPACIÓN EN LOS LIBROS PELOTA DE PAPEL

“El futbol resulta la alegría posible, el lugar donde se terminan las penas por un rato para poder ser alguien”. Mónica Santino en Pelota De Papel.

“En Pelota de Papel he participado en los tres libros que han hecho. En el primero fui sola, en el segundo con dos compañeras más y en el tercero somos todas mujeres y estamos muy muy orgullosas de eso”.

PELOTA DE PAPEL

EL DATO:

Mónica y todo el equipo de La Nuestra es busca garantizar y consolidar un espacio propio para el deporte y la cultura orientado hacia el futbol femenino no excluyente, con el fin de profundizar, promover, potenciar y replicar esta práctica en cualquiera de sus formas, contribuyendo al empoderamiento de las mujeres en la Villa 31.

Por eso un tema pendiente es crear y fundar su propio club. Seguramente pronto sabremos de ellas.

PARARSE EN LA CANCHA COMO EN LA VIDA

LA MADRE DEL FUTBOL EN ARGENTINA

 

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search