LA SUB 17 FEMENIL EN LAS GRANDES LIGAS Y SU SIGNIFICADO

México ha sido un país, como muchos otros del Latinoamérica y el mundo, que ha comenzado tarde a darle espacios al futbol femenil en distintos aspectos:

Desde la invitación a la práctica deportiva, donde las mujeres han tenido que irse abriendo espacios en las canchas con el cuerpo y, al mismo tiempo, han tenido que ir rompiendo con prejuicios y estereotipos, hasta la invisibilización mediática. Ha sido a base de patadas y goles que, en este caso, las jugadoras de la Sub 17 femenil (junto con la DT Mónica Vergara y un poco de la mano del marketing de la Federación), por primera vez parecen haber pisado las grandes ligas como equipo nacional.

No deja de ser una pena que no haya habido enviadxs especiales por parte de los principales difusores del deporte en México. Sin embargo, es trascendente que los medios deportivos del país, en plena Liguilla, decidan ponerlas en portada (Récord), nombrándolas, e incluso, exigiendo a lxs demás que se les dé la justa dimensión como noticia (David Faitelson). Entonces, la representación social de lo que lograron estas adolescentes, además de llegar a una final, es muy poderosa: Más niñas y/o mujeres inspiradas en nuevos modelos de rol, más madres que taclean sus propios prejuicios (pues en ciertos rincones del país aún parece solo de hombres), más espacios en los medios, o bien, para muchxs, por fin un claro concepto de lo que es el futbol femenil en México.

Una lucha de muchos años que parece cristalizarse en quienes, desde hoy, pasan a la historia como mujeres que ganan terreno y abren caminos.

FIGURAS

En un intento de acercarles al entorno la Selección Femenil Sub 17, les dejo estos breves perfiles de algunas jugadoras representativas dentro de esta histórica selección:

“Me gusta coleccionar peluches, debo tener 70. Mi mamá me dijo que si llevo uno más son ellos o yo, pero ya compré el de la mascota del Mundial”.

Ella es Jaidy Gutiérrez, la portera que atajó dos penales ante Ghana en Cuartos de Final.

Reescribir sus contadas palabras (igual que sus años), para expresar lo que sintió tras ser clave para clasificar a México a la Final histórica, es necesario para espejearnos en tu entorno: ““Para mí es un honor haber parado esos penales y hacer historia con mi selección… ¡No sé qué más decir!”.

Jaidy, miembro del Club América y admiradora de Cecilia Santiago, repite el patrón de varias jugadoras de la Liga Mx que son hijas de ex futbolistas profesionales (su papá es Alejandro “Jalisco” Gutiérrez); pero más que darle peso a su rol, destacan por ser agentes de cambio que comienzan a empujar a nuevas generaciones de niñas dentro del futbol para romper con los prejuicios de género.

Otro ejemplo es la capitana Nicole Pérez, también es hija de un ex futbolista de Chivas. Ella y sus dos hermanas comenzaron jugar futbol con hombres. Actualmente es miembro del equipo de Chivas, pero ya ha sido parte del Espanyol de Barcelona y también participó en el Torneo de las Naciones de (Gradisca Italia) con la Sub 15. Tiene 17 años y una determinación del tamaño de su gafete:

“Al principio fue algo difícil, es algo que muchas queremos (estar en Selección). Podemos empezar a competir más. Y podemos hacerlo contra potencias mundiales. Mi objetivo es ganar la copa del mundo y luego ir a un equipo de España”. Su ídola: Mónica Vergara.

Natalia de Mauleón. Pícara, delantera, 16 años, juega en el Toluca (Liga Mx Femenil). Su talento: “Me gusta mucho burlar, el drible, siento que me define burlar. Mi primer ídolo es mi hermano, el segundo es Messi y en tercer lugar sigo a Alex Morgan”. Le gustaría llegar a un equipo europeo, pero por lo pronto, disfrutar la Selección.

¿Vamos bien?

MÉXICO ANTE ESPAÑA

Contra España considero que será un partido intenso. La Rojita viene cargada de confianza, recientemente ganaron el campeonato continental, y ya han participado en una Final dentro de esta categoría (ante Japón 2014). Por eso son favoritas. Se habla mucho de Eva Navarro como la gran killer, de Catalina Coll y de Claudia Pina como sus secuaces. Se les suma Salma Paralluelo, la jugadora prodigio de 15 años que se rifa el físico entre el atletismo y el futbol.

España, sin duda, es un equipo de guerra, pero México puede dar una gran batalla aún siendo la primera vez que llegan a este nivel. Traen el corazón en la mano y en los pies. Tienen a Mónica Vergara en el banquillo y ella sabe lo que hace. Son la Selección que ya superó el sueño. No es cualquier cosa haber derrotado a Japón (finalista del 2016), a Brasil a ¡Ghana!. Sean campeonas o subcampeonas, ellas ya pasaron a la historia.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search