LA MUJER, UNO DE LOS OCHO MOTORES DEL NEGOCIO DEPORTIVO

By Diosas Olímpicas

La irrupción de la mujer en el deporte ha abierto nuevas oportunidades de negocio a aquellas industrias interesadas en competir por la moda deportiva.

Un estudio de Modaes Dossier habla de que hay ocho motores dentro de la industria deportiva que están en pleno crecimiento y que tienen que ver con la tecnología, la moda y los cambios de hábitos sociales.

Modaes Dossier lo divide así:

1.- En el carril uno corren wearables y apps, capaces de llevar la práctica deportiva a otro nivel, profesionalizando y tecnificando un hábito.

2.- En el dos, la mujer, que afianza un territorio hasta ahora virgen para el sector.

3.- En el tres, las Sneakers, que aceleran el mercado desde la moda urbana.

4.- En el cuatro, los titanes de la distribución, que tienden la mano a un universo no practicante, pero con aspiración a ello.

5.- En el quinto, el Ecommerce, que abre la puerta a un nuevo canal con elevadas previsiones de crecimiento.

6.- En el sexto, el pádel, el ciclismo o el crossfit, nuevas modas y modalidades que dinamizan el mercado.

7.- En el séptimo, los mayores de sesenta, un nuevo filón.

8.- Y en el octavo, los emergentes, con gigantes como China y Brasil al frente.

Los “wearables” y las “apps”, por ejemplo, que son los que pertenecen al carril uno, pertenecen al negocio de la medición y la monitorización. Resulta que el auge de todos estos “artículos vestibles” (que es como se podría traducir a los “wearables”) y que funcionan como dispositivos que van incorporados en la ropa o en los complementos están muy presentes en la vida cotidiana.

La muestra es lo que hizo Under Armour, cuya marca lanzó una pijama inteligente para medir la calidad del sueño de los deportistas (y que usa Tom Brady, el quarterback de los New England Patriots). Under Armour asegura que se duerme mejor debido a la tecnología que implementa pues ayuda al atleta a que los tejidos se desinflamen antes. Ropa de cama en la que intervienen las partículas de microcerámica y ondas infrarrojas…

 La llegada de la mujer al ámbito deportivo

 En el mismo documento, se habla de que la presencia de la mujer en el mundo del deporte se ha hecho evidente en las últimas dos décadas. En este periodo, las mujeres han entrado en el ámbito federativo y, con la expansión de los gimnasios y la popularización de la práctica deportiva, también se han introducido en el fitness, el yoga o el running. Jans Jakob Andersen, un estadista danés y ex corredor de fondo, especializado en realizar estadísticas en el ámbito de las carreras, concluyó en su último estudio sobre las capacidades físicas de hombres y mujeres que, entre 2010 y 2016, la participación femenina en las carreras había aumentado un 33,5%, mientras que la masculina lo había hecho en un 21,61%.

“Si la tendencia es crecer, no faltaría mucho tiempo hasta que en los maratones haya más mujeres que hombres”, sostiene Andersen. En la última Carrera de la Mujer en Barcelona, de noviembre de 2017, participaron 31.000 runners. De hecho, la presencia de la mujer en los Juegos Olímpicos se ha disparado en tres décadas. En la cita de Moscú de 1976, sólo el 20,7% de los atletas era mujer; treinta años después, en los Juegos de Río 2016, su peso era del 45%.

En España, el Gobierno confirmó a finales de año su compromiso con la mujer en el sector del deporte. El Consejo Superior de Deportes (CSD) anunció el pasado diciembre que invertirá 805.000 euros (995.764 dólares) en 2018 en ayudas a las federaciones deportivas para el Programa Mujer y Deporte. La convocatoria establece que las federaciones serán las beneficiarias del programa, que busca promocionar, facilitar e incrementar la participación femenina en todos los ámbitos del deporte. En concreto, la iniciativa pretende fomentar la práctica deportiva y la investigación de la mujer en este sector, así como dar ayudas para la formación, para los desplazamientos de entrenadoras, árbitras y personal federativo.

A los gigantes del deporte no se les ha escapado el boom del deporte femenino. Lululemon o Under Armour han asentado sobre la mujer uno de sus pilares de crecimiento. Puma se ha volcado de lleno en este filón con su colaboración con la cantante Rihanna. Nike ha ido detrás, pero su apuesta por este segmento de mercado es fuerte. De hecho, la empresa pujó en su día por hacerse con Lululemon. Ahora, la compañía ha puesto en marcha espacios dedicados artículos de athleisure en 5.000 tiendas. La intención de Nike es que los artículos destinados a mujeres superen el 28% de su facturación total en 2020. El pasado febrero, el grupo continuó reforzándose en este ámbito con la línea de zapatillas Unlaced sólo para mujer.

El retailer Foot Locker, por su parte, también ha elevado su apuesta por la mujer y, a principios de 2018, inyectó quince millones de dólares en la start up Carbon38 dedicada a la venta online de moda deportiva para mujer. Foot Locker se suma así a una larga lista de inversores que incluye a Tyler y Cameron Winklevoss, Montage Ventures y Christine Beauchamp, la presidenta de Amazon Fashion desde el pasado mayo. Desde 2013, la empresa ha levantado 26 millones de dólares.

Otro dato a destacar es que en Latinoamérica, por ejemplo, el fitness también se ha disparado en los últimos años. En 2012, los usuarios de gimnasios en la región ascendían a 14,7 millones. Tres años después, la cifra se elevó hasta 19,9 millones, con Brasil, México, Argentina y Colombia en cabeza, según Ihrsa.

Mujeres, ya lo saben, estamos en la conquista del último podio del deporte.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search