LICENCIAS DE MATERNIDAD Y OTRAS POLÍTICAS PARA JUGADORAS DE RUGBY EN NZ

Por Olga Trujillo

México se encuentra a 11 mil 113 kilómetros de distancia de Nueva Zelanda por ruta aérea y me atrevo a decir que también en el camino hacia el trato de la mujer en el deporte. Llevo casi seis años de haberme interesado por contar las historias de aquellas atletas que rompen barreras para practicar distintas disciplinas y hay muchos enunciados dentro de su discurso que me llevan a escribir el presente post: Que del deporte no se puede vivir, que si te embarazas tu carrera terminó, que si mejor abortas para que tu contrato no concluya, que si tienes hijxs no puedes ir a entrenar o te los tienes que llevar porque no tienes quién te los cuide mientras te preparas, en fin. Sabemos que a nivel amateur la situación es aún más compleja.

Del otro lado del mundo, ahí donde una de cada siete mujeres juegan rugby y donde el ritual previo a los partidos (como el llamado‘haka’) es una marca registrada, se ha dado a conocer un nuevo acuerdo que se une al pionero movimiento iniciado por la selección de futbol femenil de Estados Unidos a raíz de su reclamo por un sueldo equitativo (como se los contamos la semana pasada), y a quienes otras mujeres de distintas disciplinas y diferentes países se les han acercado para pedirles consejos; sin embargo, el caso de Nueva Zelanda, bien podría ponerle la mano a aquellas naciones que deseen saltar hacia la equidad y ahora les diré por qué a manera de lista:

  • 1.- En alianza con la Asociación de Jugadoras la selección de Rugby de Nueva Zelanda instituyó un “Memorando de Entendimiento” que permitirá un mínimo de 30 jugadoras para ser empleadas de tiempo completo.
  • 2.- Habrá un anticipo garantizado y una serie de otros beneficios incluidos en los acuerdos, incluidos los seguros médicos y de vida.
  • 3.- Incluye una política parental para las jugadoras que regresan de la licencia de maternidad, lo que les permite designar a una persona de apoyo que viaje con ellas y otorgue cuidado infantil mientras el equipo se encuentra en el campo de entrenamiento.
  • 4.- También proporciona una cláusula de empleo alternativo en el ámbito del rugby hasta que la jugadora tome su permiso de maternidad.
  • 5.- Además de las 30 jugadoras contratadas, habrá un equipo especial de entrenamiento que atenderá a otras 20 mujeres quienes practicarán fuera de las pequeñas la región central y recorrerán todo el todo el país.

El júbilo del CEO Steve Tew, quien dijo estar orgulloso del anuncio que marca una nueva era no solo en el rugby de Nueva Zelanda, sino en el deporte femenino de ese país, tiene además el plus de que el rugby femenil creció exponencialmente en todo el mundo durante los últimos años, tanto en popularidad como en número de jugadoras. Según datos de NewsHub, ha habido un aumento del 150% en las jugadoras registradas en todo el mundo desde 2013, y ahora las mujeres representan más de un cuarto del total de jugadoras.

“Las Black Ferns – y las Black Ferns Sevens– han crecido rápidamente en su perfil, estatus y relevancia en el escenario internacional. Este acuerdo les permite ser lo mejor que pueden ser cuando usan el jersey negro.

“Los fanáticos del rugby no se cansan del estimulante y entretenido rugby de las Black Ferns. Y, si queremos apoyar a las jugadoras para que continúen dando lo mejor de sí mismas, debemos asegurarnos de proporcionar el mejor entorno para que se desempeñen de la mejor manera posible. El anuncio de hoy destaca nuestro compromiso con todo el rugby y con el jersey negro” dijo Tew.

Ahí está, ¿cómo podremos hacerle en México para llegar hasta Nueva Zelanda?

Con información de NewsHub.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search