DESAPARECE EL BOSTON BREAKERS Y LA NWSL SE QUEDA CON NUEVE EQUIPOS

Hace unos días hablábamos sobre la salud de la National Women’s Soccer League (NWSL) y ahí mencionábamos que la Liga había logrado superar la desaparición de algunos equipos, encontrando inversionistas interesados que le daban una segunda oportunidad a los equipos que perdían su financiamiento. Los problemas económicos que el Boston Breakers enfrentaba desde 2014, buscaban ser superados a través de la venta de la franquicia a otro potencial inversionista que mantendría al equipo a unos minutos de Boston y en un estadio nuevo, este acuerdo le daría un respiro a la Liga. Sin embargo, el trato no pudo llevarse a cabo y, con tan poco para el inicio de la temporada 2018, el equipo tendrá que ser dado de baja de acuerdo a distintas fuentes familiares a la situación y el mismo Herald de Boston (BOSTON BREAKERS CEASE OPERATIONS…). Para mantener a los 10 equipos en esta nueva temporada, se consideró que la misma NWSL pudiera financiar al equipo. Sin embargo, la decisión final será que las jugadoras pertenecientes a Boston se repartan entre los nueve equipos restantes.

Con todo y rumores de su inestabilidad financiara, el Boston Breakers llegó a la selección de jugadoras que se realizó la semana pasada (y cuyos cambios y movimientos no han terminado). Entre las jugadoras que ahora deberán de moverse a un nuevo equipo están Rose Lavelle, seleccionada de Estados Unidos y que en 2017 fue la primera elegida en el Draft por los Boston Breakers y Morgan Andrews, otra jugadora de Boston, que había publicado en días recientes que, a pesar de ser una futbolista profesional, debía de mantener un segundo trabajo para pagar las cuentas  (publicación que fue retuiteada por Hope Solo en su campaña para liderar la Federación de Futbol de Estados Unidos). Sin duda Rose Lavelle será de las jugadoras más buscadas en este movimiento.

Merrit Paulson, dueño de los Thorns de Portland y actuales campeonas de la Liga, publicó en su cuenta de Twitter que Boston no tenía ni las instalaciones ni el staff para 2018, dando a entender que la decisión de eliminar al equipo no tiene que ver únicamente con dinero. Sin embargo, se mostró optimista con el desarrollo de la NWSL, recordando que – como mencionamos antes- hay dos franquicias tentativamente listas para iniciar con sus equipos en Los Ángeles, además de que hay dos equipos pertenecientes a la MLS que potencialmente podrían debutar equipos en la Liga para 2019.

Boston Breakers había sido uno de los equipos de mujeres con más tiempo en funcionamiento – fue fundado en 2006 y desde entonces, fue parte de la WUSA, WPS y la NWSL desde hace cinco años. La entrada de Utah Royals a la liga (que tomó el roster de FC Kansas City), asegura un crecimiento importante para la organización en la costa oeste y podría decirse que toma el lugar que deja vacío el Boston en cuestión de regiones.

¿Qué significa la desaparición de Boston para la Liga? Podría ser tomado como un síntoma de algo mayor y es una pena que un equipo con tanta historia desaparezca, pero también es cierto que hay indicadores de que la liga podrá continuar con las expansiones que se están trabajando. Sin duda la NWSL tiene muchos retos, particularmente con el inicio de la temporada 2018 tan cerca. Lo sucedido en Boston deberá ser tomado en cuenta seriamente para evitar repetir estos errores en el futuro dentro de la Liga de EU y, por qué no, tomarlo como una experiencia para la Liga de México.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search