UNA MUJER A PRISA EN LA F4

Por Kateren Maya

Desde que la italiana María Teresa de Filippis tuvo la osadía de pilotear en la década de 1950 un monoplaza de la Fórmula Uno, han sido contadas las mujeres que han logrado correr en las pistas del máximo circuito del automovilismo. La mexicana Alexandra Mohnhaupt es el claro ejemplo de la capacidad que tienen las mujeres para correr autos a gran velocidad y competir de frente a los varones en las pistas. La joven de 17 años de edad compite desde hace tres años en la Fórmula 4 con la aspiración de llegar a la Fórmula 1.

El nombre de Mohnhaupt ganó notoriedad en el Gran Premio de México 2017 cuando obtuvo el segundo puesto en su categoría, donde ella es la única mujer que reta las pistas a más de 200 kilómetros por hora.

“Me motiva demostrar que no por ser mujer somos débiles, que puedo estar. Si no logro llegar a F1, que es bastante difícil no sólo por mi género, me gustaría impulsar a más mujeres que quieran estar en este deporte y ayudarlas a crecer por caminos más fáciles de lo que a mí se me complicaron”, dice Alexandra.

Como todos los grandes pilotos, Mohnhaupt corrió sus primeras competencias en el Kartódromo 5 Caminos de Puebla cuando apenas era una niña. Su padre Torsten Mohnhaupt, de origen alemán, ha sido el principal impulsor de la carrera de Alexandra, ya que armó una escudería para que ella pudiera desarrollar su talento como piloto frente a los mejores corredores.

Así, ella llegó a la Fórmula 4 cuando tenía 15 años de edad, siendo la primera mujer que competía en la categoría y una de las corredoras más jóvenes.

“Desde el principio mi carrera ha sido muy difícil por el hecho de ser mujer, al tener menos fuerza me he tenido que preparar el doble para sobre salir, pero poco a poco me he ido ganando el respeto de las demás personas y me lo he ganado con mis resultados. Todo el esfuerzo que he hecho ha valido la pena y aquí estamos para seguir adelante”.

Hasta ahora sólo cinco mujeres han competido en la F1: las italianas María Teresa de Filippis (1958-1959), Lella Lombardi (1974-1976) y Giovanna Amati (1992), la británica Divina Galica (1976 y 1978) y la sudafricana Desiré Wilson (1980).

Al hacer un análisis sobre la reducida participación de las mujeres en el máximo circuito del automovilismo, Alexandra menciona que “es por falta de oportunidades” y no por desinterés de las féminas en este tipo de deportes.

“Hay muchas personas que todavía no creen que una mujer no puede hacer el mismo deporte que un hombre. En casi todos los otros deportes como futbol o tenis hay una separación con rama femenil y varonil. Es complicado que haya un deporte mixto donde la mujer pueda demostrar que puede hacerlo mejor que un hombre, eso le dolería a muchas personas”, explica.

Asimismo, reconoce que ella vive una etapa del automovilismo donde “varias personas están demostrando que podemos crecer para que poco a poco haya más mujeres en este deporte”.

El destino de Alexandra como piloto aún es incierto. Tiene planes para ir a Europa el próximo año, después de terminar la preparatoria, para buscar oportunidades que le permitan desarrollarse como una de las mejores corredoras de autos.

Sabe que no será un camino fácil, el sueño de llegar a la Fórmula Uno la motiva pero también la impulsa la posibilidad de ser una deportista que inspire y ayude a otras mujeres para romper con los estereotipos de masculinidad que imperan en el mundo del deporte.

Mujeres en el automovilismo

María Teresa de Filippis

María Teresa de Filippis fue la primera mujer que subió a un bólido de la Fórmula Uno y aunque no logró conseguir ningún punto dejó un gran precedente para impulsar a otras féminas a tomar el volante. Compitió en tres carreras de la temporada de 1958 donde su mejor resultado fue el lugar diez en Bélgica.

Danica Sue Patrick

Foto: Ma. Teresa de Filippis

La estadounidense Danica Sue Patrick es la piloto que ha conseguido mejores resultados en el automovilismo. Llamada “La princesa de la velocidad” destacó en las competencias de IndyCar Series y fue la primera mujer en ganar una carrera de categoría luego de ser la primera en llegar a la meta en 2008 en el óvalo Twin Ring Motegi. Desde 2010 corre en la NASCAR Cup Series donde su mejor resultado fue el 5 de marzo del 2011 en Las Vegas Motor Speedway al terminar en el cuarto lugar.

Susie Wolff

La piloto británica Sussie Wolff robó la atención en el mundo del automovilismo al conseguir tres podio en la Fórmula Renault entre 2001 y 2004, para así dar un salto a la Fórmula 3. En la temporada de 2012 la escudería Williams la integró a su equipo como piloto de desarrollo y en 2015 subió otro escalón al convertirse en piloto de pruebas.

María de Villota

La española María de Villota estuvo ligada al mundo del automovilismo desde niña debido a que su padre Emilio de Villota fue corredor de la Fórmula Uno. Parecía que había heredado el gusto por el deporte motor así como el talento para pilotear los bólidos. Compitió en la Fórmula Castrol, Fórmula 3 y la Superleague Fórmula hasta que en 2012 firmó como piloto de prueba de la escudería Marussia de F1. La tragedia tocó su vida ese mismo año al sufrir un accidente en el aeródromo de Duxford, Reino Unido, en el que perdió su ojo derecho. María falleció en 2013 por supuestas causas relacionadas con el accidente

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search