LA BODA DE LA BASQUETBOLISTA ELENA DELLE DONNE CON SU NOVIA AMANDA CLIFTON

Olga Trujillo

Previo a los Juegos Olímpicos de Río 2016 la revista Vogue le pidió una entrevista a una de las mejores jugadoras de la WNBA, Elena Delle Donne, con el fin de retratar su quehacer cotidiano para un reportaje por lo que era necesario ir a su casa y hablar de su vida privada. La ex jugadora de las Chicago Sky aceptó y en ese momento decidió que Amanda Clifton, con quien vivía como pareja desde hacía ya un tiempo, no podía quedar fuera de la historia. Así fue como se dio a conocer que la MVP del 2015 de la WNBA era lesbiana.

“He decidido no esconder nada y lo que más me preocupa es que se respete la privacidad de Amanda. Ella no está en el escenario y no necesita ser entrevistada. No quiero que ella se sienta de esa manera”, comentó haciendo referencia a su novia con quien incluso se comprometió el 2 de junio de ese año. En la entrevista para la prensa también dijo: “No es un artículo para salir del armario. Llevo con ella mucho tiempo y la gente que me rodea lo sabía desde hace tiempo”.

Fue precisamente este fin de semana cuando la ceremonia de su compromiso se llevó a cabo en Nueva y la boda de la estrella de la WNBA –ahora jugadora de las Washington Mystics— con Amanda fue elegida por The Knot como la del año. Es la primera vez que la compañía especializada en este tipo de eventos elige una boda entre personas del mismo sexo.

La también seleccionada nacional de Estados Unidos –que ganó el oro olímpico en Río- y Amanda quisieron hacerse cargo de los preparativos y en los medios de moda se destaca que usó un vestido de Ersa Atelier mientras que Amanda uno de la firma española Pronovias. También se habla de que tiene una ONG dedicada a niños y niñas con discapacidad inspirada por su hermana Lizzie, quien padece ceguera, es sorda y tiene una parálisis cerebral.

De lo que poco se habla es que la historia de Elena se suma a una ya larga lista de atletas norteamericanas que han dado un paso adelante para dar a conocer sus preferencias sexuales, por lo que además de aceptarse públicamente a sí mismas, le abren paso a las que también desean hacerlo. De hecho, apenas en julio de este año, la tímida y callada Sue Bird, de las Seattle Storm, declaró a ESPN:

“Soy gay y Megan Rapinoe –futbolista profesional” es mi novia…”. Aquí seguimos contando historias.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search