ENTREVISTA A LA JUDOCA EDNA CARRILLO: “LOS 4 OROS SE LOS QUITAMOS A CUBA”

Te has vuelto un referente dentro del judo femenil de México. Tras la partida de la experimentada y cuatro veces olímpica Vanessa Zambotti, ¿consideras que ahora tú eres la voz dentro de la disciplina que también es conocida como “el camino de la suavidad”?:

“La verdad sí, ya lo había pensado y me lo han dicho; me gusta motivar a mis compañeras y apoyarlas para poner el buen ejemplo. Todas sabemos que llegar al nivel de Vanessa era muy difícil, éramos un equipo muy joven…”

Ya con la experiencia de haber ganado el bronce en los Juegos Panamericanos de Toronto 2015 y de haber participado en Río 2016, Edna cree que el presente ciclo olímpico le pinta bien y es que justo esta semana ganó oro (42 kg.) en el Evento Clasificatorio Barranquilla 2018 que se llevó a cabo en Santo Domingo, República Dominicana. ¿Cómo le fue a México en general?

“Bien, el resto del equipo agarramos platas y bronces, solo faltaron chavas que no sacaron medallas, pero quedaron en quinto lugar. El equipo viene más fuerte, esperemos que para Tokio 2020 no solo sea una sino un equipo completo el que pueda competir”.

Cuba es un país fuerte en el judo dentro de la región, ¿fue el rival a vencer?

“Sí, de hecho, los cuatro oros que ganamos se los quitamos a Cuba (el de ella, el de Luz Olvera en 52 kg., el de Nabor Castillo en 66 kg. y el de Eduardo Araujo en 73). Sí Cuba es un equipo fuerte, pero creo que también lo es Venezuela, luego se llevan todas las medallas, han regresado fuerte después de la crisis que viven.

¿Qué te dicen tus colegas cubanas o venezolanas respecto a su situación de vida y cómo te pudiste concentrar para el clasificatorio luego del temblor del 19-S?

“En Cuba sí viven dentro del socialismo, pero es un país que deportivamente hablando los apoyan mucho, salen mucho a competencias, por lo mismo de que han sacado buenos resultados, saben que es un equipo fuerte y muchos países los invitan a entrenar con ellos, los japoneses por ejemplo. La preparación la tienen.

Los de Venezuela, la verdad, no habían salido a competir, sí he hablado con algunos amigos de ahí y estaba muy fea la cosa. Sin embargo, la Federación Internacional de Judo es la que ha comenzado a apoyar a ciertas personas y es la que está costeando algunos gastos de ese país para que salgan a competir.

De hecho, después del temblor, también a nosotras nos va ayudar la Federación para que vayamos al Grand Slam que será en diciembre en Japón (donde participarán 46 naciones y 226 judocas), y a donde solo vamos mujeres pues asistiré junto con Luz Olvera, Liliana Cárdenas y Melany Bolaños.

Después del temblor creo que se dio un cambio de conciencia de todos los mexicanos, el susto fue colectivo, estuvo fuerte. Yo sí me asusté, me estaba bañando, me salí de la regadera y me puse la toalla para salirme al punto de encuentro. Ahí vi a todos y me saqué de onda, creo que más que nada cuando vi lo que estaba pasando afuera sí me angustió mucho, si lloré, pero creo que igual es normal como ser humano sacar todos los sentimientos, sentir empatía.

Luego estuvimos en el centro de acopio de la UNAM, fuimos a ayudar un día y pues la verdad si mucha gente como nosotros quería hacerlo. sobraban voluntarios. Eso da esperanza al país e igual a los ciudadanos.

De hecho, ustedes tampoco pudieron hacer uso de las instalaciones del Centro Nacional de Alto Rendimiento en Villas de Tlalpan ¿cierto?

“Así es, estuvimos un tiempo batallando porque no podíamos usarlas, anduvimos yendo de un lado a otro, pero teníamos que entrenar por el clasificatorio y nos concertamos en lo que debíamos, hacer y seguir la vida, seguir entrenando, tratamos de poner nuestro granito de arena…”

El evento al que Edna asistirá a Japón es puntuable para el ranking mundial donde ella se encuentra en el número 20, e igual que lo son todas las competencias internacionales. Tokio apenas comienza:

“Si voy a Tokio lo voy a disfrutar más que los de Río, este nuevo ciclo va a ser muy diferente pues como ya soy más madura deportivamente hablando, he ido aprendiendo; nos hemos estado fortaleciendo y primero Dios espero estar peleando una medalla.

La primera rival a vencer es una misma, tienes que enfrentarte con todos tus demonios, poner la cabeza en lo que es ahora, cuatro años se dicen fáciles, pero no lo son, es de estar con la cabeza en lo que es y a veces tienes que enfrentar lesiones, esperemos que no me pase”.

 

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search