BREANNA STEWART, ROOKIE WNBA, ESCRIBE “YO TAMBIÉN” Y REVELA ABUSO SEXUAL

Por Olga Trujillo

Hace apenas dos semanas la ex gimnasta norteamericana McKayla Maroney dio su desgarrador testimonio ante los medios sobre el abuso sexual que sufrió en manos del doctor de la selección de Estados Unidos Larry Nasar. Unos días antes el hashtag #MeToo, una campaña propuesta por la actriz Alissa Milano que surgió en twitter a raíz de las acusaciones contra el productor de Hollywood, había dado el campanazo inicial a una serie de testimonios que han ido más allá del cine.

Tanto McKayla como ahora la estrella de la WNBA, Breanna Stewart, quien con su ensayo “Yo También” publicado hoy en The Players Tribune dijo que fue abusada sexualmente cuando era niña, han dado un paso al frente para romper con las barreras que aún existen para hablar de estos temas.

Stewart escribió que fue abusada durante dos años y desde que tenía nueve por un hombre que “vivía en una de las casas” de un pariente. Ella no reveló la identidad de su supuesto abusador y solo dijo que el hombre “era un trabajador de la construcción”.

Stewart, ahora una All-Star que juega con las Storm de Seattle, escribió que el basquetbol la ayudó a lidiar con el abuso, diciendo que el deporte “se convirtió en una especie de espacio seguro para mí”.

“NUESTRAS EXPERIENCIAS SON DIFERENTES…

CÓMO LAS ENFRENTAMOS ES DIFERENTE…

PERO NUESTRAS VOCES IMPORTAN”.

“De alguna manera, sigo siendo la misma niña de 11 años que solo quería ir a la práctica”, escribió Stewart. “Nunca he estado en terapia. No quería hablar de eso. No quería revivirlo. Es algo que he intentado guardar lo más posible en un almacén. Pero solo eso. funciona hasta cierto punto. He llorado. Lloro más después de decirle a alguien que es importante para mí. Hablando de lo que pasé, explicándolo todo – me da coraje. Me veo obligado a revivirlo. Es entonces cuando me doy cuenta de que lo que sucedió es real. No fue solo una horrible pesadilla. No fue otra vida en la que viví en otro momento”.

“Estoy enojada porque se aprovechó de mí cuando era niña. Nunca recuperaré ese tiempo. Y qué recuerdos todavía tengo, nunca podré borrarlos. A veces quisiera tener algunos agujeros negros más”.

Stewart fue tres veces ganadora del Premio Naismith, otorgado a la jugadora más destacada del baloncesto universitario y también fue cuatro veces campeona nacional de la NCAA en la Universidad de Connecticut. Fue la Novata del Año de la WNBA en 2016 y fue la segunda mejor anotadora de la liga la temporada pasada.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search