LA NATACIÓN SINCRONIZADA NO ES UNA DISCIPLINA SOLO PARA MUJERES

Por: Paulina Ramírez (colaboradora invitada)

La natación sincronizada vive un reto en el presente siglo: Romper el estereotipo de que se trata de una disciplina solo para mujeres. Incluido como deporte olímpico en los Los Ángeles 1984, los hombres pudieron competir por primera vez de manera oficial en el Campeonato Mundial de Natación del 2015 celebrado en Rusia, es decir, casi veinte años después y fue la Federación Internacional de Natación (FINA) quien lo dio a conocer.

Es por eso que aprovechamos para hablar de esto y de otros temas con la ondina mexicana Karla Arreola, ex seleccionada nacional de Nado Sincronizado, quien estuvo presente en dicha competencia y dijo al respecto:

“Es un deporte, en el que solo convivimos mujeres. Cuando llegamos a salir en mundiales o Juegos Centroamericanos hay veces que hace falta convivir con hombres, la mayoría del tiempo hablas con mujeres, practicas con mujeres, peleas con mujeres, entonces sí necesitas tener un momento de convivencia con hombres, para que nos nivelen”, afirmó Arreola que acudió a la entrevista con su pequeño hijo, Alonso, de tan solo cinco meses de vida y quien la miraba responder cada pregunta.

En México,  los clavados son una de las disciplinas en la que más medallas olímpicas se han llegado a conseguir, sin embargo, asegura que los resultados que las ondinas han obtenido actualmente han sido de gran importancia: “El apoyo siempre ha sido un poco más a clavados, luego a nado sincronizado, waterpolo y natación hasta el final. Lo cierto es que nado sincronizado ha dado más resultados recientemente, entonces ha comenzado a verse el apoyo por parte de la Federación”.

Por otro lado, la natación sincronizada es realizada en mayor número por mujeres, sin embargo, los hombres han comenzado a integrarse poco a poco: “Desde el 2015 ya se abrió competencia para hombres en Kazán oficialmente, ya existía desde hace mucho tiempo, pero dentro de ese lapso había chavos que participaban nacionalmente, nunca de manera internacional, ya que no estaba abierta la competencia, pero ahora ya que tiene dos años, ya se unieron más países. Se presentan en dueto mixto una mujer y un hombre, yo no dudo que en años más adelante puedan estar en Juegos Olímpicos y hasta llevar a un equipo” compartió mientras su pareja, Rubén Rovelo, piloto de Nascar Peak México Series, llegó al lugar.

Un factor que distingue esta actividad es la vestimenta que usan para las presentaciones, por lo cual la estudiante de Licenciatura en Comunicación,  explicó:

“El traje de baño tiene que ser artísico completamente, dependiendo del tema es como se manda a hacer, con el maquillaje nosotras, literal, nos íbamos al mercadito y comprábamos rimel, más que nada sobras, entramos dos minutos al agua y en esos dos minutos la verdad es que no se te va a correr ni una gota de maquillaje. En cuanto al peinado siempre tenemos que llevar recogido el cabello con un chongo y utilizamos grenetina, la preparamos con agua caliente y te la untas así caliente con una brocha y para quitarsela si es súper difícil” dijo entre risas.

La exigencia del arreglo es igual para los hombres: “En cuestión de maquillaje, yo he visto que los hombres también lo hacen, se pueden pintar una raya, no se ponen sombras, pero sí los he visto maquillados, también usan grenetina, se pueden hacer diferentes peinados de acuerdo a su tema. En el dueto mixto se interpreta como si estuvieran bailando como patinaje artístico, usan su bañador, podrían usar completo y dar otra interpretación depende de lo que ellos quieran dar a entender”.

En cuanto a los estereotipos de género Karla menciona que es un poco complicado, pero que ya se han tenido que cambiar algunas cosas para ser más incluyentes: “La FINA ya desde hace años ha tenido participación de hombres, ya hasta cambiaron el nombre de ‘nado sincronizado’ a ‘natación artística’, yo no estoy muy de acuerdo ya que la natación para mí es otra cosa diferente al nado sincronizado, y definirlos está complicado, ‘el chico de nado sincronizado’, el ‘chico de natación artística’, tal vez también tiene que ver con los cambios que actualmente hay en la sociedad,  en los que todos somos iguales”, compartió.

“…ya hasta cambiaron el nombre de ‘nado sincronizado’ a ‘natación artística’”

Asimismo, menciona cómo es que a las mismas practicantes se les percibe de manera estereotipada por las y los atletas de otras disciplinas: “Siempre nos definían como ‘las de nado sincronizado son las más sangronas o las más creídas’ (entre risas) pero no la verdad es que igual vivimos en nuestro mundo, no lo hacemos con esa intención. Yo creo que más bien es esa parte de que somos tantas mujeres y pues tantas mujeres llegan a intimidar; los de clavados o waterpolo siempre han tenido la intriga de entrar a ese mundo y saber cómo somos, o ¿cómo es la convivencia entre tantas mujeres?, pero tratamos de llevarla muy tranquilo ya que tras diez horas diarias viéndonos pues si nos llegáramos a molestar o a pelear por cualquier cosa pues nos vamos a ver al siguiente día” apuntó, mientras cargaba a su pequeño hijo quien no paraba de jugar ni de reír.

Por último, tocó el tema de la importancia de dar a conocer más el deporte el cual practicó por toda su vida: “Para que más personas lo practicaran sería bueno que existieran más competencias, que se hable más, pero es el mismo problema de siempre, solo se habla en los medios del futbol dejando a un lado los otros deportes y del nado sincronizado, aún está más dificil, pero tengo la esperanza de que todavía crezca más, además es un deporte padrísimo, complejo, necesitas natación, velocidad, coregrafía, lo artístico, elasticidad, acrobacia, entrenamiento funcional”.

Igualmente, mencionó lo que ella como ex nadadora podría aportar para que más personas aprendan de la especialidad: “Lo daría a conocer participando en los clubes, dando exhibiciones, ahora que ya estoy retirada dar clases a niñas pequeñas que les llame la atención y la forma es presentándonos, estando ahí a diario y, ya una vez que conoces el nado sincronizado y que vean a las niñas, que las demás se acerquen al entrenamiento; las exhibiciones podrían ser en hoteles o en donde sea donde tengamos ese espacio de la alberca, del agua, por televisión jamás, está muy difícil, tal vez revistas importantes, las redes sociales”, finalizó Arreola, quien a pesar de tener una semana ocupada, siempre se toma un momento para hacer ejercicio.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search