EL DEPORTE FEMENIL SOBREVIVE CON DONACIONES EN EL “AÑO MUERTO” DE CONADE

Por Kateren Maya

Los talentos juveniles del deporte mexicano se han visto obligados a salir a las calles a botear o pedir ayuda por medio de las redes sociales para conseguir los fondos necesarios y competir en torneos internacionales. Tales han sido los casos de las gimnastas Emilia Becerril Fernández y Kimberly Salazar, así como de Susana Lozano, quien practica lucha olímpica y Paulina Guerrero Ruiz de Pentatlón Moderno. La lista sigue creciendo.

Emilia Becerrial es una de las 16 atletas que consiguieron un cupo para representar a México en el Campeonato Mundial de Gimnasia Trampolín AGE GROUP de Bulgaria, categoría Senior y Juvenil.

Sin embargo, haber conseguido ese boleto no fue suficiente para recibir el apoyo de las autoridades deportivas, las cuales le dijeron que no tenían los recursos suficientes para apoyarlos.

La joven gimnasta y sus padres recurrieron a alternativas como vender postres, hacer rifas y pedir donaciones por internet para cubrir los 180 mil pesos necesarios para costear el viaje.

El tema se volvió polémico en redes sociales cuando la familia de Emilia abrió un fondeo en la plataforma donadora.mx con la causa “EL SUEÑO DE TODA ATLETA, MUNDIAL BULGARIA 2017”  , en el cual llegó a recabar hasta el 1 de agosto de 2017 una cantidad de 115 mil 199 pesos.

La Conade respondió en un comunicado que, debido a que Emilia participa en la categoría de 11-12 años, “no se encuentra en la planificación de inversión del Deporte de Alto Rendimiento de ninguna disciplina”.

El organismo puso énfasis en que apoyaba a los atletas juveniles con “la organización de eventos como la Olimpiada Nacional, Campamentos Regionales y Juegos Estudiantiles”.

La Conade reviró y el 1 de agosto envió otro comunicado en el que Alfredo Castillo, director del organismo, aseguró que harían el esfuerzo para financiar con un millón de pesos a la selección de gimnastas que asistirá al Mundial.

MÁS ATLETAS DESPROTEGIDAS EN EL ‘AÑO MUERTO’

Emilia podrá cumplir una de sus metas, pero no es la única. Cada vez más los nombres de las y los deportistas que han pasado por el bache de la incertidumbre y el desamparo suenan.

Susana Lozano, por ejemplo, obtuvo su boleto para el Mundial de Lucha Olímpica de Grecia en la categoría cadetes. Pero, para poder asistir, necesita un monto de al menos 60 mil pesos, cifra que le negó la Comisión de Cultura Física y Deporte (Conade).

Usuarios de las redes sociales expusieron el caso de esta luchadora al subir una imagen de Susana sosteniendo una pancarta con la leyenda: “¿Me ayudas? Necesito de tu ayuda para poder representar a México en un Mundial. Era la fotografía de la deportista en el centro de Querétaro, donde se plantó durante varios días para pedir apoyo económico a los transeúntes.

Video Susana Lozano Lucha Olímpica

No era la primera vez que la joven deportista tenía que enfrentar problemas para financiar los viáticos de un torneo internacional.

Cuando asistió al Panamericano de Argentina 2017, donde fue subcampeona en la categoría de 60 kilogramos, su familia, que se dedica al comercio, tuvo que costear los gastos por la Conade no se hizo cargo.

Guillermo Díaz Gutiérrez, presidente de la Federación de Medallistas de Luchas Asociadas, aseguró que el organismo que preside ha solicitado a Conade el apoyo económico para los deportistas de todas las categorías, pero la respuesta ha sido negativa al señalarles que “no hay un presupuesto activo” debido a que “es un año muerto” en relación a competencias oficiales.

Después de que se dio a conocer el caso de Susana, Markus López, director del Instituto del Deporte Querétaro, contactó a la deportista y le aseguró que el gobierno estatal pagaría los gastos para que participe en el Mundial de Lucha de Grecia.

El apoyo será bien recibido, pero para Susana aún quedará la incertidumbre de los siguientes torneos internacionales, ya que la federación a la que pertenece no ha tenido el respaldo por completo de la Conade.

También es el caso de Paulina Guerrero Ruiz, quien practica Pentatlón Moderno y, como Emilia, hizo su petición en el sitio de Donadora:

“A las personas que gusten apoyarme como agradecimiento por cien pesos, les mandaré saludos por mis redes sociales; a los que gusten apoyarme $500 pesos escribiré su nombre en un cartel a la hora de competir y les mandaré una foto y a los que me apoyen con más de mil pesos les mandaré un video personal en agradecimiento, muchas gracias”, dice la seleccionada nacional del equipo junior para promocionar su campaña RUMBO AL MUNDIAL DE HUNGRÍA 2017 en un video casero. Hasta el momento ha recaudado la cantidad de 11 mil 200 pesos.

Mientras la Conade anunciaba que apoyaría a Emilia y sus compañeros, salió a la luz el caso de Kimberly Salazar, una gimnasta veracruzana de 13 años que ha tenido que vender calendarios para conseguir los fondos que le permitan participar en el Panamericano de Gimnasia Rítmica de Daytona. Al deporte femenil le urge sobrevivir del ‘año muerto’.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search