BERENICE MUÑOZ, LA ADOLESCENTE QUE SABE HACER HISTORIA CON GOLES

Por Olga Trujillo

Berenice Muñoz entiende que la historia se escribe con goles: Fue la primera mujer en anotar un tanto en la recién nacida Liga Femenil Mx y en la cuarta jornada se convirtió en la primera jugadora en meter un póker de dianas durante un mismo partido. Fue el sábado pasado ante Cruz Azul. A sus 17 años y en cuatro partidos, Berenice suma seis goles, solo uno menos de los dos primeros lugares con siete.

Al término del encuentro la Directora Técnica del Pachuca, Eva Espejo, se mostró orgullosa de su pupila:

“El juego de Berenice ha evolucionado mucho, es el resultado de la visoría que se hizo en Pachuca, viene de un pueblito de Hidalgo; también ha participado en juegos populares y lo que ella necesitaba era mucho entrenamiento”.

Ese día Eva jugó con cinco futbolistas menores de edad. Pero tan solo entre Bere y la experimentada Mónica Ocampo anotaron siete, Jaqueline García y Joselyn De La Rosa se habían dividido los dos primeros. Nueve goles en total, el primer marcador más amplio en lo que iba de la Liga (más tarde Tigres igualaría la marca).

La historia de Berenice comenzó en Cuautepec, Hidalgo, donde habitan poco más de ocho mil mujeres “ahí empecé a jugar a los siete años desde la primaria” y supo que quería jugar futbol porque en su escuela “había torneos y ahí empezaba a destacar entre todas las jugadoras”. El talento de Bere la llevó a la Olimpiada nacional con Hidalgo y a la Copa Telmex en Querétaro.

La industria textil es el oficio de su padre Horacio y junto con su madre Leticia, ama de casa, la han apoyado en todo momento “me daban para pasajes y todo el rollo cuando tenía que trasladarme para jugar… creo que todos los padres harían eso por sus hijos”, asegura Bere en la zona mixta de Cruz Azul, al término del partido histórico. Antes, a principios de mes, había viajado como pasajera, pero en avión y a Estados Unidos, con la selección nacional Sub 20, su primer llamado, su primera participación en una gira para foguearse a ese nivel. “Es algo que siempre soñé y hoy se hizo realidad. No fue nada fácil lograr ese objetivo…” posteó en su perfil de Facebook.

“Lo más difícil que he tenido que pasar para llegar hasta aquí es la economía, influye mucho, a veces me quedaba sin comer por jugar, pero pues por el cariño y la pasión que le tengo al futbol cualquier cosa haría”.

Las palabras de Berenice parecen haber pateado una realidad, esa que junto con sus tres hermanos (ella es la segunda) tuvo que sobrellevar para poder pisar una cancha como la jugadora profesional que es hoy. Hubo días nublados:

“Lo más difícil que he tenido que pasar para llegar hasta aquí es la economía, influye mucho, a veces me quedaba sin comer por jugar, pero pues por el cariño y la pasión que le tengo al futbol cualquier cosa haría”.

Así como a Berenice le gusta empujar el balón hacia la portería, también quiere salir adelante en la vida. “Es una motivación porque yo quiero tener una buena carrera, ahorita ya tengo una como jugadora profesional y pues también me motiva apoyar a mis padres en todo momento. Cuando ellos me necesiten ahí estaré, yo siempre los he necesitado y ellos siempre han estado”.

Berenice sabe que “no todo dura para siempre, por eso quiero estudiar educación física y pues ya, como te digo el futbol no dura para siempre, pero hay que echarle ganas”.

Su histórica actuación ante Cruz Azul, le saca las contadas palabras de la adolescente que está pensando más en subirse al autobús del equipo para repetir en su mente sus hazañas una y otra vez: “Siento una emoción muy grande haber metido cuatro goles, creo que soy la primera en hacerlo y pues ver a toda la gente echándole porras al Club Pachuca fue muy padre, yo jamás me imaginé todo esto y pues gracias a Dios yo lo tengo”.

Berenice aún posee la libreta que la DT Eva les dio, a ella y al equipo, cuando inició la Copa Mx Femenil (esa que estaba en blanco justo para que, según palabras de la entrenadora, decidieran cómo iban a escribir su historia). Por eso se despide sonriente a pesar del cansancio pues ya sabe por dónde volver a empezar “haré algunos apuntes, le seguiré escribiendo”.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search