DEPORTE CIERRA BRECHA SALARIAL ENTRE HOMBRES Y MUJERES, PERO AÚN ES INSUFICIENTE

Cristina Herrera

El deporte sigue haciendo esfuerzos para lograr la equidad salarial entre las ramas femenil y varonil. Al menos así lo demuestra un estudio realizado por la BBC, en el que se analizó la brecha salarial en 68 deportes diferentes, el cual demostró que ésta se ha reducido considerablemente en los últimos tres años, destacando el incremento en los premios para las mujeres.

Así, de acuerdo con el estudio, al menos 83% de los deportes ahora paga a hombres y mujeres la misma bolsa de premios.

No obstante, el cricket, el golf y el fútbol mostraron algunas de las mayores disparidades, aunque los montos de premios para las mujeres han aumentado considerablemente en estos deportes en los últimos tres años.

Es la segunda vez que la BBC lleva a cabo el estudio a nivel mundial, para lo cual contactó a los órganos de gobierno de 68 deportes de los cuales sólo 55 respondieron. La primera fue en 2014. Ese estudio mostró que un 30% de hombres, en el ámbito deportivo, eran mejor recompensados que las mujeres.
El estudio de 2017, que analizó los premios de los campeonatos y eventos, no incluye salarios, bonificaciones o patrocinio. Así pues, se encontró que 44 deportes otorgan premios en efectivo, de los cuales 35 pagan por igual tanto a ramas femeniles como varoniles.

Pero mientras un número cada vez mayor de los deportes están buscando la equidad de premios económicos en ambos sexos, el futbol sigue estando muy por detrás, pues las mujeres reciben mucho menos dinero que los hombres.

Por ejemplo, al equipo que termina en la cima de la Superliga Femenina en Inglaterra, actualmente no se le otorga ningún tipo de premio, mientras que el Chelsea recibió 48 millones de dólares por ganar el título de la Premier League la temporada pasada.

En tanto, el Real Madrid recibió 17 millones de dólares por ganar la Champions League, mientras que el Lyon femenil, ganadoras de la Liga de Campeones, ganó poco más de 278,000 dólares. Del mismo modo, los campeones del mundo en el futbol reciben 44 millones de dólares, mientras que las campeonas femeniles apenas obtienen 2.5 millones de la divisa estadounidense por su triunfo.

El golf y el cricket también tienen una diferencia significativa entre los géneros. En el cricket, por ejemplo, esta semana empieza la Copa Mundial Femenil de la CPI en Inglaterra y Gales, evento en el que habrá un aumento de 10 veces en la bolsa de premio económico, pues aumentó de 189,000 dólares a 1.8 millones de dólares. El equipo que se corone en el torneo, recibirá 594,000 dólares por su triunfo, además habrá un bono de 19,600 dólares a cada equipo que termine como líder de su grupo.

Sin embargo, esto resulta poco si se compara con lo que la Copa del Mundo varonil que se celebrará en el 2019 entregará a los hombres, pues el campeón se embolsará 3.9 millones de dólares.

En tanto, en el golf, mientras el ganador masculino del Abierto de Estados Unidos se embolsa 2.2 millones de dólares, ese monto es dos veces mayor al que se le otorga a la campeona en el torneo equivalente femenil.

En tanto, en el British Open que se celebrará en Escocia en agosto, la bolsa a la ganadora le otorgará 615,000 dólares -monto mayor a los 376,000 dólares que se entregaron en el 2014-, el campo de Southport que albergará el British Open en julio, le dará al campeón 1.3 millones de dólares.

Al respecto, el director ejecutivo del Ladies European Tour de golf, Peter Khodabakhsh, asegura que todavía se está luchando por la paridad.

“Estamos muy orgullosos de los avances que se han hecho al tratar de cerrar la brecha en cuanto a premios económicos que se dan a hombres y mujeres en los últimos tres años”, dijo. “Yo pondría en duda que el 80% de los deportes tienen el mismo premio. Creemos que todavía hay una brecha significativa entre lo que otorgan las competencias de las mujeres y las de los hombres. Queda mucho por hacer desde una perspectiva social para mejorar la percepción del deporte femenino y las recompensas financieras”, apuntó.

Por su parte, la capitana de la Copa Europea de golf, Annika Sorenstam, dijo que el golf femenil estaba “haciendo un buen trabajo”, pero que las jugadoras seguirán “trabajando duro” para hacer frente a la disparidad.
“El deporte es un espejo del mundo de los negocios. Lamentablemente a muchas mujeres en el mundo de los negocios no siempre se les paga lo mismo que a un hombre pese a desempeñar el mismo puesto. Tenemos que seguir luchando por ello y esperamos que algún día se pague por el rendimiento y no por el género “.
También destacó que era importante tener en cuenta el impacto de los patrocinadores, que generalmente es más alto en el deporte varonil, ya que ocupa un lugar destacado en la televisión.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search