#FutSinGénero: LA WERA KURI Y LA VOZ DE UNA GENERACIÓN EN EL FUTBOL FEMENIL

Por Olga Trujillo

Se trata de una de las embajadoras más populares del país que supo cómo resumir en tres palabras la lucha de un proceso de más de 15 años con intentos de ligas femeniles.

La Wera Kuri es la voz de una nueva generación dentro del futbol femenil en México. Para quienes no la conocen, se trata de una de las embajadoras más populares del país que supo cómo resumir en tres palabras la lucha de un proceso de más de 15 años con intentos de ligas femeniles. Ella abrió puertas con un mensaje a través del movimiento al que llama #FutSinGénero. La réplica de su frase sumada al significado, involucra agencias más allá de la cancha, ese espacio de “poder” según sus palabras, pues las marcas patrocinadoras por fin comienzan a fijarse en ese nicho en el que cohabitan tanto árbitras como directoras técnicas, jugadoras adolescentes como veteranas que tuvieron que migrar a Europa en busca de la profesionalización a falta de un proyecto sólido en México.

Cuando era niña, Paola Kuri Semán no sabía lo que era el género, pero sí entendía que a ella no le gustaba ir de vestido a las fiestas de primera comunión como sus primas, tampoco jugar Barbies ni bailar ballet. “Mi mamá decía que yo agarraba todo lo que no le gustaba”.

Paola describe su situación de género: en medio de una familia de origen árabe, donde “por supuesto había machismo pues son culturas enfocadas al hombre”, la tradición no era algo que a la niña que hacía teatro musical, cantaba y pintaba le llamara la atención como una forma de vida.

“Yo decía que no me iba a casar, lo que me gustaba eran las ‘traes’, perseguir insectos… y jugar futbol en el jardín de mi casa“.

Disponible y siempre activa, la Wera dice que “sí era rebelde pero no era con estereotipos sociales que se me querían imponer; si a mí me gustaban el futbol, los tenis, el antro y la fiesta, era porque eso me hacía feliz, pero sí eras la niña rara, la marimacha porque no hacía lo que todas hacían”. Sin embargo, defender sus gustos fue una pócima de donde poco a poco tomó fortaleza para no abandonarlo: “Tuve el carácter, de alguna manera me sentí confiada, aunque no estuvieran de acuerdo”.

Esa confianza la llevó a vivir una de las anécdotas que hoy le ayudan a contar su historia.

“Un día llegué a una cancha en Cocoyoc a jugar con mis primos y un niño que estaba ahí dijo ‘las niñas valen dos por uno, no cuentan’, yo no dije mucho… me gustaba que se dieran cuenta que habían desperdiciado su voto. En la primera jugada que tuve me llevé a todos y metí gol, pero ni por eso el chico dejó de molestarme, pasaba junto a mí y me decía ‘marimacha’. Me cansó y le advertí: ‘Si me dices una más te voy a soltar una cachetada’, él insistió y pues se la solté, era la primera vez –y la única- que alguien me había sacado de quicio y me provocaba ese coraje para llegar a tal punto. Por fin se calló y yo me sentí empoderada porque el espacio de la cancha era eso, un espacio de poder”.

El futbol en ese entonces, sí tenía género.

EL ANTES Y EL DESPUÉS

Aquel acalorado momento -que nunca se repitió- le dio pauta para darse cuenta que esas historias creaban empatía entre las mujeres a las que les gustaba el futbol en México. Por eso decidió escribir parte de sus vivencias en el blog Ellas También Saben de su colega de la cancha en la Ibero, Mariana Gutiérrez.

A partir de aquel texto al que llamó #YoSoyFutbol, la Wera Kuri no volvió a ser la misma. Su popularidad por lo que hace hoy para promover el futbol a través de su movimiento #FutSinGénero –alianzas con marcas patrocinadoras deportivas, periodistas, jugadoras y jugadores de futbol, ponencias, conferencias, tours, recuperación de espacios públicos para hacer canchas cerca de comunidades vulnerables, etcétera-, la han llevado a ser una de las voces y rostros más identificados por la sociedad dentro del ámbito del futbol femenil en México, precisamente de esa nueva generación en el país que reclama la cancha.

Las voces de más mujeres que promovían el futbol femenil a través de distintas plataformas, más las jugadoras que ya participaban en las previas ligas amateurs existentes, así como el impulso de la FIFA, coincidieron con el momento de la lucha de #FutSinGénero. Por eso la celebración del Torneo de Copa de la Liga Mx fue eufórico.

Pero así como en la universidad, cuando formó parte del cuadro titular de las Lobas de la Ibero donde tenía que probar que sabía jugar, la lucha por la equidad de marketing y género dentro del futbol de Paola ha tenido sus altibajos:

“Hubo un momento en el que ya no sabía para dónde iba a jalar, me sentía cansada y frustrada porque en este tema luchas y no sientes el apoyo, resulta que a veces incluso eres enemiga y ni entiendes cómo ni por qué”.

Así llegó a la invitación que le ofreció la Embajada de Estados Unidos en México para asistir a un programa que forma parte del Departamento de Educación y Asuntos Culturales: “Fue un antes y un después. En resumen, lo que hacen es que te ayudan y capacitan para desarrollar un plan de acción con base en tu proyecto y así seguir con tu trabajo”. Al despejar sus dudas, la frase que aprendió de este evento fue: “Nunca olvides que tú trabajas para las niñas”.

Y así lo hace. Por eso se le vio entregando artículos deportivos de la marca a la que representa a las jugadoras de la Copa Mx Femenil pues “aunque no me creas muchas de ellas no tienen tacos para jugar, en cambio a los jugadores les llueven. Ellas mismas me preguntan ‘¿qué tengo qué hacer para que otras marcas se acerquen?’ y pues es lo que yo hablo con ellos, que no se esperen a que sean exitosas para que las patrocinen”.

Además, en una de las más recientes conferencias que ha impartido, la Wera Kuri fue clara: “Nos toca hacer la chamba de abrir los espacios. Y a veces podemos preguntarnos ‘¿por qué debo pelearme para tener lo mismo que ellos?’, yo digo que no tendrían por qué, pero aún no estamos ahí, ellas son las que deben abrir camino”.

Su lema de tres palabras abre también otras puertas. “¿que si apoyaría a gente con una preferencia o identidad sexual distinta a la de los heterosexuales? por supuesto, siempre lo he dicho ‘tu identidad sexual no define tu talento, eso es tu vida privada, vamos a dejar que las personas sean felices”.

La Liga Mx está por comenzar el 29 de julio y la Wera Kuri tiene más trabajo que nunca. Además de su movimiento y su empresa de arte, será la ‘spokeperson’ del club América Femenil –aunque le va al Madrid, dice—; ahí, fungirá como embajadora, como la imagen en contenidos y redes sociales, apoyará con las salidas y las entrevistas.

Ella espera que con su aportación, la amplificación de la Liga Mx femenil sea mayor, pues a su juicio “faltó un poco de difusión –en la Copa Mx Femenil-, al final la gente no estaba segura de cuándo sería y se avisó con poco tiempo de anticipación. Si se hace como se plantea esta vez, habrá tiempo para correr la voz y la gente podrá asistir, hay muchas personas que quieren ver los partidos, pero si no los televisan, eso limita todo”.

A México le queda un largo camino por recorrer dentro de la cancha del futbol femenil. Aprender a cerrar la brecha de género es otro reto:

“Me encantaría decir que falta menos tiempo de lo que es para que exista esa igualdad, ganar un sueldo que sea suficiente para vivir, así como tener una liga ‘profesional’ va a tomar tiempo. No olvidemos que es un producto nuevo y aunque hay incredulidad, yo daré todo de mi para llegar ahí lo antes posible”, concluyó.

TEXTO PUBLICADO COMO COLABORACIÓN DE OLGA TRUJILLO PARA VICE SPORTS:

#FutSinGénero: LA WERA KURI Y LA VOZ DE UNA GENERACIÓN EN EL FUTBOL FEMENIL

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search