EL DEPORTE FEMENIL SIGUE SU LUCHA POR LA EQUIDAD A NIVEL MUNDIAL

Por: Cristina Herrera

El 2016 termina y el balance de equidad de género en el deporte a nivel mundial, parece estar evolucionando aunque de manera un poco lenta. Al menos así lo explica el estudio Gender Balance in Global Sport realizado por la organización australiana Women on Boards.

De acuerdo con este estudio, aún existen brechas amplias en cuanto a los salarios de atletas mujeres y hombres, sin embargo, el deporte femenil ha ganado terreno en cuanto al interés de la audiencia, y por ello las empresas y medios de comunicación están empezando a mirar con más atención a las mujeres.

Por ejemplo, la Copa del Mundo del 2015 femenil tuvo una audiencia récord de 25.4 millones de televidentes en Estados Unidos, donde la selección de las barras y las estrellas se llevó el título al imponerse a Japón.

No obstante, de acuerdo con el Tucker Center for Research on Girls and Women in Sport, aunque 40% de las practicantes en el deporte son mujeres, sólo cuatro por ciento de los medios cubren el deporte femenil.

En cuanto a la paga, la diferencia en el salario de atletas hombres y mujeres, sigue siendo grande y, de acuerdo con el estudio, las principales causas de que esto suceda son:

  • *Discriminación, la cual ve que a la mujer se le sigue pagando menos que al hombre por hacer el mismo trabajo.
  • *Diferencia en la carga de responsabilidades
  • *Un dividido mercado laboral
  • *Los hombres tiene los roles más importantes en las organizaciones.

Sin embargo, pese a que los medios de comunicación están más decantados hacia los hombres, son ellos quienes han jugado un rol importante para combatir la discriminación en el deporte.

Apenas este año, Raymon Moore, el director del torneo de tenis Indian Wells, fue forzado a renunciar cuando las redes sociales se volcaron en su contra luego de sus comentarios respecto a las mujeres tenistas.

“Si fuera una tenista, me arrodillaría cada noche y daría gracias a Dios por el nacimiento de Roger Federer y Rafael Nadal porque ellos son los que han llevado el peso de este deporte”, dijo Moore.
“En mi próxima vida, cuando regrese, quiero ser parte de la WTA porque se aprovechan del éxito de los hombres. No toman ninguna decisión y son afortunadas. Muy afortunadas”, expresó.

FOTO: THE NEW YORK TIMES

La diferencia en salarios, uno de los pendientes

No sólo en cuestión de cobertura y puestos directivos es donde se puede ver la diferencia que existe entre hombres y mujeres. En los más altos niveles deportivos, la diferencia entre los salarios también es importante. En junio del 2016, la revista Forbes reconoció a Cristiano Ronaldo como el atleta mejor pagado del mundo, con ganancias por 56 millones de dólares. Por su parte Serena Williams fue la atleta mejor pagada en la lista, pero apareció en el puesto 40, con ganancias reportadas de 8.9 millones de dólares.

De acuerdo con la BBC los hombres ganan 30% más en los deportes a nivel mundial. Las más grandes diferencias son en el futbol, cricket y golf. De los 56 deportes incluidos en la referencia de la televisora británica, 35 tenían una bolsa de premios para sus ganadores,de los cuales 25 pagaban igual a hombres y mujeres y 10 no.

Aquellos que pagaban igual a sus deportistas son atletismo, boliche, patinaje, maratón, tiro, tenis, volibol, clavados, vela, taekwondo, surf, y algunos eventos ciclistas. Pero los atletas también reciben ingresos por patrocinios, promoción, premios económicos y ganancias por contrato. Las diferencias en pago por género existen en todos estos rubros. En tenis, los Grand Slams pueden pagar la misma bolsa a hombres y mujeres, pero los tenistas hombres top, ganan mucho más por patrocinios y publicidad.

El atletismo, por ejemplo, es uno de los deportes que paga por igual a hombres y mujeres, en contraparte, el basquetbol es la disciplina que más grande tiene la brecha entre los salarios respecto al género.

Los salarios de la NBA fueron liderados en la temporada 2015-16 por Kobe Bryant, quien ganó 25 millones de dólares. Mientras que el salario promedio de un jugador en la liga es de 12.7 millones de dólares. En contraste, la WNBA ofrece a su máxima estrella 105,000 dólares, y un equipo en promedio gana 913,000 dólares.

El ciclismo, es otro caso. Un ciclista profesional, por ejemplo, tiene un salario base en un equipo Pro Tour de 50,000 dólares. En el 2015, las ganancias y bonos para el top 100 de los ciclistas profesionales hombres fue de un total de 10,767,960 dólares, es decir, 107,680 dólares por ciclista, en promedio.

De acuerdo con el estudio, el ciclismo es la disciplina donde más disparidad de salarios existe. Por ejemplo, en el Tour de Francia varonil, el ganador es de 1.04 millones de dólares, mientras que la ganadora del Giro Rosa, recibe unos 1,567 euros.

En el caso del golf, la diferencia entre hombres y mujeres también se hace latente. El premio total de las ganancias del top 100 de los golfistas hombres en el PGA Tour es de 242 millones de dólares, mientras que en el LPGA, apenas se acumulan 49 millones de la divisa estadounidense.

En contraparte, en el futbol, ha habido un progreso lento en cuanto a lograr una equidad en la paga a jugadores y jugadoras.

Sin embargo, mientras que Alex Morgan, considerada la futbolista mejor pagada de Estados Unidos tuvo este año un ingreso total de 2.8 millones de dólares por salario, patrocinios y publicidad; Cristiano Ronaldo, considerado el mejor pagado del mundo, alcanza, tan sólo por concepto de patrocinio y publicidad, 88 millones de dólares.

En Estados Unidos, la Liga Nacional Femenil de Futbol tiene un tope salarial de 37,800 dólares, en contraparte, en la Major Soccer League, el tope es de 300,000 dólares.

Es por ello que en abril de este año, cinco miembros de la Liga estadounidense de futbol, demandaron pago igualitario, pues aseguraron que ganan 60% menos que los hombres, pese a que ellas están rankeadas en el número 1 del mundo, mientras que ellos ocupan el escalafón 30 del orbe.

En Reino Unido, las mujeres ganan salarios de 36,500 dólares en la Women´s Super League.
No obstante, el último reporte anual Delotte Annual Review of Finance, asegura que los futbolistas hombres ganan en promedio, tres veces más que una futbolista mujer en un año.

Como ejemplo, Steph Houghton, la capitana de la selección inglesa de futbol, tiene ganancias por 79,600 dólares, incluyendo patrocinios, lejos de lo que gana el capitán de la selección inglesa, Wayne Rooney quien se embolsa 306,500 dólares a la semana.

Sin embargo, esta es la única liga en el mundo en donde los clubes dan las mismas facilidades para su entrenamiento a ellas y a ello, además de que cuentan con total apoyo de sus directivas.

La clave para el cambio, televidentes y fans

El estudio asegura que los televidentes y fans son claves para conseguir que la condiciones salariales cambien.

En 2015, Arsenal recibió 1.8 millones de libras por ganar la FA Cup, mientras que el Chelsea femenil recibió 5,000 libras por ese mismo torneo. Sin embargo, ahora la FA Cup femenil es televisada.

Gracias a eso, los fans de los juegos de mujeres están creciendo de manera lenta pero constante. Por ejemplo, 32,000 personas se dieron cita en el estadio de Wembley para ver la final de la FA Cup femenil, mientras que cuatro años antes, para el mismo evento sólo acudieron 5,000 personas.

En tanto, a nivel global, más de 3,200 millones de personas sintonizaron la Copa del Mundo de Brasil 2014, que da un premio total de 576 millones de dólares, mientras que 750 millones de televidentes vieron la final de la Copa del Mundo femenil en Canadá en el 2015, haciendo a éste el segundo evento de la FIFA más visto alrededor del mundo, aunque sólo entrega una bolsa de 15 millones de dólares.

Y aunque en el mismo estudio aseguran que aún la brecha es muy grande para conseguir la equidad en el deporte, lo cierto es que se están haciendo grandes progresos en países como Australia, Inglaterra y Estados Unidos, así como en deportes en específico, los cuales muestran una esperanza en el deporte femenil a nivel mundial.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search