EL MITO DE LA PRIMERA ABANDERADA DE MÉXICO EN JO

No es la primera abanderada, pero tiene su historia

Por Xochitl Sen

Sin duda, hay mexicanas que han sido pilares en la historia de nuestro deporte; sin embargo, a veces los registros podrían tener errores. Es el caso de la primera mujer que portó la bandera mexicana en la ceremonia inaugural de los Juegos Olímpicos.

Eugenia Escudero Lavat (1914 – 2011) es el nombre que señalan los registros del Comité Olímpico Mexicano (COM) como la primera mexicana en tener tal honor en Los Ángeles 1932;  pero, al hacer una revisión por los diarios de la época narran cómo fue Jesús Aguirre Delgado quien lo hizo en lugar de la esgrimista. Siguiendo con los datos del COM, fue el propio Aguirre Delgado quien abanderó a la Delegación Mexicana que compitió cuatro años antes en Amsterdam.

De cualquier forma, Eugenia Escudero tiene su lugar en la historia al ser, junto a  María Uribe Jasso (1908 – 2002) en el lanzamiento de jabalina, las primeras mexicanas en buscar la gloria del Olimpo con su participación en la justa veraniega de Los Ángeles.

Con tan solo 17 años de edad, Eugenia Escudero, de quien se dice había ganado ya varias competencias en la Ciudad de México, viajó como una firme esperanza en la competencia olímpica de florete individual, luego de que asistió a las prácticas previas y terminó en el primer lugar, lo cual le valió para formar parte de la Delegación Mexicana.

Eugenia iba respaldada por toda una trayectoria familiar en el arte de la espada y las armas de fuego. Su padre, Ángel Escudero, fue maestro de armas en el Colegio Militar y junto a sus hermanas Esperanza y Carolina, heredó los conocimientos de quien fuera hijo del famoso pintor español Don José Escudero y Espronceda autor del famoso retrato de Benito Juárez que está en el Castillo de Chapultepec y que apareció en los billetes de $ 50.00 pesos.

Ya en la competencia, floretista mexicana tuvo un panorama muy complicado y  fue eliminada tras la primera ronda luego de 7 combates sin victoria, 11 toques a favor y 35 en contra. Sus rivales fueron: Addams de Bélgica (5 – 0), Bogen-Bogáti de Hungría (5 – 2), Müller-Preis de Austria (5 – 2), Butler de la Gran Bretaña (5 – 2), Locke de Estados Unidos (5 – 2), Klint de Dinamarca (5 – 2) y Archibald de Canadá (5 -1).

Finalmente, vale la pena decir que 28 años después otra esgrimista se quedó con el mérito de ser la primera abanderada mexicana en la historia de los Juegos Olímpicos: Pilar Roldán en Roma 1960. La historia se reescribe.

EL DATO

Ese 25 de agosto de 1960, por primera vez una latinoamericana portó la bandera de su país en el desfile inaugural, pero Pilar Roldán no lo hizo sola, pues al frente de sus respectivas delegaciones marcharon con orgullo Cristina Hardekoff, campeona argentina de saltos ornamentales, y Marlene Ahrens, lanzadora de jabalina de Chile.

Leave a Comment

Start typing and press Enter to search